Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

15 de octubre de 2021

«Tengo información que no tiene nadie sobre lo que ha pasado en los últimos años allí (en Venezuela), donde he estado hasta 38 veces, conozco a todos los líderes de la oposición y del Gobierno. Y adelanto, del conocimiento directo que tengo, que hay posibilidades para que ese diálogo entre Gobierno y oposición, que nunca se ha roto, pueda tener en un plazo breve resultados positivos».

Este pronóstico es del ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, uno de los «árbitros» a los que ha recurrido el chavismo, en más de una oportunidad, para concretar tentativas de diálogo con la oposición que no han conducido, por cierto, a un acuerdo político concreto.

En declaraciones al rotativo español, La Razón, un medio alineado con la derecha del país ibérico, Rodríguez Zapatero señala que su optimismo es producto de las elecciones parlamentarias que están por venir, para las cuales debe haber un acuerdo sobre la integración del organismo comicial

Lo que dijo de las elecciones

Ante la pregunta sobre si el gobierno de Nicolás Maduro facilitará unas elecciones democráticas, Rodríguez Zapatero se fue por la tangente:

«Las elecciones que ganó la oposición en 2015 fueron libres. Y su resultado se aceptó. El problema en Venezuela es que hay una parte de la política que se sustancia con reglas democráticas y otra parte, sin embargo, se ajusta sólo a reglas sometidas al principio de que el fin justifica todos los medios. Como casi siempre en política, o en la vida misma, nada es blanco o negro, hay muchos grises. Y en mi experiencia en Venezuela lo que más he visto son grises».

Más adelante continuó: «Negar que en Venezuela hay un parte de la población que es chavista y otra, opositora, por utilizar los términos convencionales, es no entender nada. Gracias a la acción de personas que defendemos el diálogo, y que hemos trabajado duramente para evitar que la situación se desbordase, no se ha producido una confrontación civil. La oposición y el Gobierno hablan, también hay diálogo con la Administración americana, y las vías para avanzar están claras. Como no se avanza es con sanciones que sólo sirven para hacer daño al pueblo venezolano».

En defensa del Delcy

El ex presidente del gobierno de España le quitó fuego a la polémica sobre el viaje de la vicepresidenta Delcy Rodríguez a Madrid que generó un problema político al gobierno de su copartidario Pedro Sánchez, a quien no pocos señalan como una suerte de heredero político del «zapaterismo».

Rodríguez Zapatero, además, defendió a Delcy Rodríguez:

«Es la persona que me acompañó tres veces a la prisión de Ramo Verde para hablar con Leopoldo López y promover su libertad. Puede haber un procedimiento de sanciones porque es (fue, ahora es Diosdado Cabello) la presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente que Maduro promovió frente a la Asamblea Nacional. Aquí hay quienes levantan antorchas de los derechos humanos sin más contenido que el de buscar la confrontación interna, y otros hemos trabajado con discreción para que los derechos humanos se respeten lo más posible».

El ex mandatario reivindicó «la liberación de más de un centenar de personas que han dejado de estar en la cárcel. Para seguir avanzando hay que tener una mirada completa de un conflicto muy complicado. Aquí también hubo un intento de golpe de Estado y se usaron drones para intentar matar a la cúpula del Gobierno de Maduro durante un desfile, esto lo hemos visto todos y prueba la intensidad y la dificultad del conflicto. Por cierto, el Gobierno acreditado en Naciones Unidas es el Gobierno de Maduro, que es el Gobierno de facto, que ejerce con su potestad jurídica. Luego ha habido un reconocimiento simbólico, que no jurídico, en la figura de Guaidó».

Rodríguez Zapatero al desnudo

Otra pregunta concreta hizo que el ex presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, hiciera un viraje táctico para evitar un si o un no. Ante la interrogante, basada en su «profundo» conocimiento de la realidad nacional, sobre si el gobierno de Maduro vulnera derechos fundamentales, el político respondió: «Mi posición no es juzgar a otro país, lo que he hecho es trabajar por los derechos fundamentales y la concordia».

Sin embargo, a renglón seguido manifestó que «pero también digo que las sanciones y los discursos muy duros contra el Gobierno de Venezuela es una vía fallida. Ahí están los resultados de la operación con Guaidó, que no ha servido para nada. Por otra parte, yo no necesito demostrar mi compromiso con los derechos fundamentales ni mis convicciones democráticas. Y estoy convencido de que el diálogo y el respeto es lo que ha servido para sacar a Leopoldo López y a otros muchos más de la cárcel. También vuelvo a insistir en que Delcy Rodríguez ha trabajado siempre a favor de las medidas de libertad y de los derechos fundamentales. Por cierto, el último trimestre ha sido el primero desde 2014 en el que ha habido crecimiento económico positivo en Venezuela. Sé que se me critica mucho, que me llaman de todo, pero me da igual porque creo firmemente en que el futuro del pueblo venezolano depende del diálogo y del respeto entre las partes».

Es verdad. Rodríguez Zapatero tiene información sobre Venezuela que nadie más conoce; Leopoldo López está en libertad plena y no recluído en la Embajada de España y, además, recibió las cifras oficiales del BCV según las cuales la economía comenzó a crecer.

Fuente:Banca y Negocios

COMPÁRTELO

Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.

Los comentarios no están habilitados.