Categories: Archivo
hace % días

“El Papa de la paz en el Egipto de la paz”

El papa Francisco se convertirá esta semana en el segundo Pontífice vaticano en visitar Egipto, en el marco de un viaje centrado en la paz a un país que se encuentra en el corazón de las tensiones políticas y religiosas de Medio Oriente. Las semanas anteriores al viaje, que tendrá lugar entre el 28 y […]

El papa Francisco se convertirá esta semana en el segundo Pontífice vaticano en visitar Egipto, en el marco de un viaje centrado en la paz a un país que se encuentra en el corazón de las tensiones políticas y religiosas de Medio Oriente.

Las semanas anteriores al viaje, que tendrá lugar entre el 28 y el 29 de abril, se vieron ensombrecidas por tres ataques reivindicados por la milicia terrorista Estado Islámico (ISIS) contra objetivos cristianos en Egipto, país de mayoría musulmana, informó DPA.

El 9 de abril, Domingo de Ramos, dos suicidas se volaron por los aires en dos iglesias coptas matando a al menos 46 personas. 10 días después, un policía murió en un ataque a un puesto de control fuera del histórico monasterio de Santa Catalina en el monte Sinaí.

“Lo que ocurrió es preocupante y muy doloroso, pero no puede parar la misión de paz del papa”, dijo el arzobispo Angelo Becciu, número dos de la Secretaría de Estado vaticana, al diario italiano “Corriere della Sera” tras los ataques a las iglesias.

El lema de Francisco para este viaje es: “El Papa de la paz en el Egipto de la paz”.

El Papa fue elogiado en Egipto por su decisión de no cancelar sus planes. “La visita del Papa a pesar de lo ocurrido en los últimos días confirma al mundo que Egipto es seguro y estable”, dijo el obispo Emanuel Ayad, responsable del comité organizador.

“El terrorismo no es un problema egipcio. Es un problema global y el mundo debería unir fuerzas para derrotar al terrorismo. El núcleo de todas las religiones está trabajando por la paz. Ese es el mensaje principal de la visita”, dijo Ayad en la televisión local.

El punto central del programa del papa es una conferencia internacional de paz el viernes en la Mezquita de Al Azhar en El Cairo, en la que actuará como anfitrión el máximo líder de los sunitas, el Gran Imán Ahmed al Tayeb.

La reunión busca cimentar las relaciones con Al Azhar, que el Vaticano espera contribuyan a crear un despertar global contra la intolerancia religiosa y la amenaza que supone el ISIS.

“Hoy podemos dialogar con el islam, con Al Azhar, en la búsqueda de paz y en la lucha contra el terrorismo. Para dialogar necesitamos personas con el corazón y la mente abiertos”, dijo el enviado del Vaticano a Egipto, monseñor Bruno Musaró, a la agencia de noticias de la Iglesia católica SIR.

Los cristianos se encuentran entre las comunidades religiosas más antiguas de Oriente Próximo, pero su número se ha reducido por las guerras y la persecución. Egipto tiene la mayor comunidad cristiana de la región con alrededor del 10 % de los 92 millones de ciudadanos del país.

Pero la comunidad no lo tiene fácil, según el padre Douglas May, un sacerdote católico misionero nacido en Estados Unidos. Ser un cristiano en Egipto “es como ser negro en Estados Unidos antes de los derechos civiles o ser un judío en Alemania antes de Hitler”, dijo May al medio católico CNS (Catholic News Service).

“Te toleran, pero la gente no quiere ser tolerada, quiere ser aceptada como un ciudadano con los mismos derechos y las mismas posibilidades”, añadió.

La mayoría de los cristianos egipcios son coptos. Los católicos representan apenas una minoría del 0,3 % de la población. Los cristianos están divididos en siete iglesias diferentes: los católicos coptos, melquitas, maronitas, católicos sirios, los católicos armenios, caldeos y latinos.

Francisco también se reunirá con el presidente egipcio, Abdel Fattah al Sissi, quien lideró en 2013 como jefe del Ejército el derrocamiento del presidente islamista Mohammed Mursi.

Desde que tomó posesión del cargo en 2014, Al Sissi ha mantenido la mejor relación con los cristianos del país desde hace décadas. Numerosos expertos opinan que el apoyo de Al Sissi, un enemigo del islam radical, ha convertido a los cristianos en un objetivo terrorista mayor en Egipto.

Otros dudan de si es correcto que Francisco se acerque al ex general, que ostenta unos dudosos antecedentes respecto a los derechos humanos.

“Por supuesto que el papa puede hacer lo que quiera, pero si va y le da un apretón de manos a un dictador asesino como Al Sissi, no puede esperar mantener su credibilidad moral”, escribió el analista italiano Massimo Fini en el diario Il Fatto Quotidiano la semana pasada.

La visita del papa a un país en el que rige el estado de emergencia como respuesta a los ataques terroristas del 9 de abril se producirá entre fuertes medidas de seguridad. El pontífice no utilizará el tradicional papamóvil abierto.

Sin embargo, no será la primera vez que el papa entre en un territorio peligroso. En 2015 inauguró el festival del Jubileo de la Misericordia en la República Centroafricana, un país en guerra civil, y aprovechó la ocasión para hacer un llamamiento a la unidad entre cristianos y musulmanes contra la violencia.

El peregrinaje a Egipto del pontífice argentino es su viaje número 17 al extranjero, después de haber visitado otros países y regiones de mayoría musulmana como Turquía, los territorios palestinos y Bosnia. Juan Pablo II fue el único papa que visitó hasta ahora Egipto, en el año 2000.

por El Periódico Venezolano
Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.