Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

23 de octubre de 2021

Dar de comer a un elefante en el zoológico, visitar la nueva sede de Scotland Yard o cenar con Tom Cruise en el Palacio de Buckingham son algunos de los variopintos compromisos solventados a lo largo de los años por el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. Pero a sus 96 años, el esposo de la reina Isabel II ha decidido que ya es hora de jubilarse.

El miércoles tendrá lugar su última intervención oficial durante el desfile militar de la Royal Marine, cuerpo al que perteneció hasta los años 50. En mayo, el veterano príncipe consorte había anunciado su intención de abandonar su agenda pública antes de que comenzara el otoño, aunque eso no impida que acompañe a la monarca en determinadas ocasiones, señaló DPA.

«Esto concluirá el programa de compromisos públicos individuales del duque» de Edimburgo, declaró una portavoz del Palacio, añadió AFP.

«Sin embargo, podrá elegir participar en actos con la Reina de vez en cuando», añadió. Lo que significa que no se retirará totalmente de la vida pública y continuará, cuando el decida, acompañando a la Reina en sus compromisos.

Su jubilación fue anunciada en el mes de mayo, un mes antes de su 96º cumpleaños, el 10 de junio.

El Palacio afirmó entonces que la decisión no tenía nada que ver con cuestiones de salud, en un momento en el que la Reina y su esposo tuvieron que renunciar a varios eventos en Navidad debido a un resfriado. En el mes de junio, el príncipe Felipe tuvo que ser hospitalizado durante dos noches para ser tratado de «una infección relacionada con una patología (ya) existente».

Desde la ascensión al trono de Isabel II en 1952, el príncipe Felipe cumplió con 22.219 compromisos individuales, 637 visitas oficiales en el extranjero, 5.496 discursos, según las estadísticas compiladas por el palacio de Buckingham. También aseguraba el patrocinio de 785 organizaciones.

A partir de ahora, el príncipe Felipe entregará el relevo a su hijo y heredero, el príncipe Carlos -que representa cada vez más a la reina en el extranjero-, así como a sus nietos, los príncipes William y Harry.

William, duque de Cambridge y segundo en el orden de sucesión a la corona británica, abandonó el jueves su ocupación profesional como piloto de helicópteros ambulancia para dedicarse plenamente a su papel de príncipe.

El príncipe William, su esposa Catherine y sus hijos George y Charlotte se mudan ahora a Londres para asumir junto al príncipe Harry y el príncipe Carlos cada día más actos en representación de la Corona.

COMPÁRTELO

Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.

Los comentarios no están habilitados.