Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

28 de septiembre de 2021

Emprender hoy en día es uno de los asuntos más complejos. Muchos emprendedores fracasan porque, a pesar de contar con una buena idea, no cuentan con la experticia, ni con un plan de negocio que los ayude a encaminar su proyecto.

Clariandys Rivera-Kempis en un artículo para la revista Debates IESA señaló que no todo lo que se llama emprendimiento es tal, pues se tiende a pensar que actividades ejecutadas por necesidad o subsistencia, cuya existencia finaliza cuando sus promotores encuentran un empleo formal, son emprendimientos.

Emprender es algo mucho más amplio. Es buscar explotar un mercado a través de la creatividad, el ingenio y la disciplina. Se trata de la oportunidad para satisfacer una necesidad real en el entorno, entendiendo a plenitud el mercado, su volatilidad y sus características más elementales.

La profesora Rivera-Kempis describe un ejemplo que sirve para ilustrar perfectamente esta idea que estamos esbozando. “Por ejemplo, un vendedor de churros que se instala en una esquina no logra el mismo impacto que una franquicia de churros, cuyos propietarios desarrollaron un modelo normalizado, con procesos, productos y servicios estandarizados concebidos para trascender la presencia de los fundadores”.

Rivera-Kempis afirma en su texto que no significa que un vendedor de churros no pueda convertirse en emprendedor. Su potencial de crecimiento dependerá del valor que genere en el mercado. Es decir, del interés que despierte en los clientes y del aporte que tenga para el entorno. Para ello, se requiere pensamiento estratégico, conocimiento sobre el mercado y sus necesidades, creatividad y una idea de negocio sustentada sobre un plan que estimule su expansión.

Miguel Ángel González Ocque y PowerFul Foods

Como hemos visto, emprender no es un asunto fácil, tampoco intrascendente. Se ha vuelto común escuchar la expresión “tengo un emprendimiento”, pero la verdad es que no todos lo que la dicen son verdaderos emprendedores.

Un ejemplo de emprendimiento es PowerFul Foods, una iniciativa que a meses de ser fundado recibió el premio a “Mejor yogurt” en el Congreso Mundial de Lechería 2013 en Suiza. Detrás de este exitoso proyecto está el venezolano Miguel Ángel González Ocque, quien fue director de junta por 7 años y cuenta con un largo historial en el mundo de desarrollo de marcas y negocios.

Gonzalez Ocque ha venido tejiendo alianzas estratégicas para seguir expandiendo la marca, lo que demuestra su carácter de emprendedor. Cualquiera se podría conformar con que el producto esté en el mercado y tenga un nicho definido, pero cuando hablamos de alguien con espíritu emprendedor siempre tiene entre sus objetivos trascender y para ello, busca innovar.

El emprendimiento generado por Miguel Ángel González Ocque está entre las marcas de productos saludables con mejor posicionamiento en las principales cadenas de supermercados de Estados Unidos, Irlanda y diferentes partes del mundo. Es así como Powerful Foods se encuentra a la venta en grandes cadenas estadounidenses, como lo son Walmart y Publix, además de estar presente en casi 10.000 supermercados a nivel mundial.

Miguel Ángel González Ocque, quien es hermano del reconocido asesor financiero Luis Miguel González Ocque, fabricó un producto que se ajustaba completamente a las necesidades del mercado, tanto así que su empresa se convirtió en pionera en el diseño del primer producto lácteo para las necesidades de los hombres activos.

El ejemplo de González Ocque se ajusta a cabalidad con las características de un buen emprendimiento. Detrás de su producto no hay solamente una gran idea, hay alianzas estratégicas, pensamiento creativo, conocimiento del mercado y la competencia, así como disciplina, constancia y compromiso.

COMPÁRTELO

Los comentarios no están habilitados.