Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

16 de julio de 2024

Las motos son un medio de transporte que cada vez se hace notar más en las calles de nuestras ciudades, lo que no es de extrañar: son económicas, rápidas, eficientes y más respetuosas con el medio ambiente que los autos.

Conque si nunca has pilotado una de estas máquinas de dos ruedas y estás pensando en sumarte a la comunidad motera, entonces sigue estos cinco pasos para no equivocarte en la elección de la moto o del vendedor:

1. Piensa bien cuál es el tipo de moto más adecuado para tus necesidades diarias o preferencias personales

¿Vas a circular habitualmente por ciudad o por carretera? ¿Usarás la moto como una simple ayuda para realizar tus tareas cotidianas o la emplearás con fines recreativos? ¿Necesitas la moto para trabajar repartiendo paquetes o comida a domicilio?

Esas son las preguntas que te darán las pistas para saber qué tipo de moto elegir:

  • Ciclomotores y pequeñas motocicletas: especialmente indicadas para uso urbano y también para carreteras interurbanas, siempre que no tengas pensado recorrer distancias largas. Sus prestaciones son modestas, pero se compensan con una máxima economía de uso.
  • Motos de carretera: ¿tu intención es recorrer largas distancias con la máxima comodidad? Entonces, estas máquinas equipadas con todos los elementos de confort son tu mejor opción.
  • Motos pisteras: las motos de estilo racing son las más indicadas para los amantes de la velocidad y las emociones fuertes. Eso sí, para pilotarlas es aconsejable disponer de un mínimo de experiencia.
  • Motos off-road: lo mismo puede decirse de las motos de cross y trail. Adquiere primero algo de experiencia en el pilotaje y estarás preparado para manejar estas motos por terrenos agrestes o irregulares.

2. La motorización, otro factor de peso

Nuestra recomendación a los principiantes es que no adquieran, de primeras, una motocicleta de altas prestaciones. Conque, como mucho, opta por una moto de 250 centímetros cúbicos.

Una vez que seas capaz de controlarla con suficiencia, será el momento de pensar en motos de mayor cilindrada y peso.

3. Compara las características y precios de modelos similares

Navega por internet y visita personalmente los establecimientos de venta para comparar in situ las características y los precios de los modelos de tu interés. Un consejo adicional es que no tengas prisa: la paciencia es fundamental para aprovechar las mejores ofertas.

A modo de ejemplo, a finales de año los precios bajan, puesto que las marcas establecen unos objetivos anuales de ventas que han de cumplirse. Y lo mismo ocurre cuando un modelo va a ser descatalogado y sustituido por otro.

4. Recaba información de motociclistas con experiencia

Habla con los conocidos que ya tienen moto e interactúa en línea con los integrantes de los foros motociclistas. Obtendrás valiosa información acerca de las marcas, los modelos y los vendedores más fiables.

5. Consulta las reseñas y opiniones de internet

Las opiniones y reseñas en línea son otra herramienta válida para ayudarte a decidir qué moto compras y en dónde lo haces.

Finalmente, las motos usadas son una alternativa a tener en cuenta si no dispones de un presupuesto ilimitado.

Eso sí, además de seguir todos los pasos anteriores, cerciórate de que los papeles de la moto de ocasión elegida están en orden. Y antes de quedártela, llévala a un taller para que la revisen a fondo.

COMPÁRTELO
epv avatar

Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.

Los comentarios no están habilitados.