Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

23 de octubre de 2021

Todos están ansiosos por ver el eclipse solar el cual se verá completamente en Estados Unidos y de manera parcial en países de centro y sur América. Pero hay algunas recomendaciones que debes seguir si quieres disfrutar de el y no correr riesgos.

Que SI puedes usar:

-Gafas de eclipse homologadas: Son una opción segura y muy cómoda, porque permite apreciar el fenómeno mirando directamente al Sol. Pueden encontrarse en grandes superficies, en tiendas de ciencia o astronomía, en planetarios e incluso en Amazon. Pero cuidado con las falsificaciones. En Estados Unidos, los únicos cuatro fabricantes certificados son Rainbow Symphony, American Optics, Thousand Oaks Optical y TSE 17.

-Cristal de Soldador (número 14 o superior): Son cristales pensados para las máscaras que protegen los ojos de los soldadores de la luz que emite la máquina de soldar. Llevan una gradación que es mayor según la opacidad y el nivel de bloqueo que incorporen. Para un eclipse, nivel 14 o superior.

-Un telescopio o unos prismáticos: En este caso existen accesorios oficiales y homologados que pueden acoplarse a un extremo y filtran la luz del sol. Si no, podemos apuntarlo (con mucho cuidado) al Sol y después jugar con la proyección sobre un papel de manera similar a las cartulinas. Cuando encontremos la distancia adecuada veremos como el eclipse se proyecta bien enfocado sobre el papel.

-Un proyector estenopeico: Es quizá la forma más segura y didáctica de ver el eclipse con niños. Hazte con dos cartulinas y perfora un pequeño agujero en una de ellas con un alfiler o una chincheta. Colócate de espaldas al eclipse, levanta la cartulina del agujero y coloca la otra a una distancia de como mínimo un metro. Cuando empiece el eclipse, el círculo que proyecta el agujero se convertirá en una medialuna. Es el mismo funcionamiento que el de una cámara estenopeica como las que fabricábamos en el colegio.

-Las hojas de los árboles: Sí, las hojas de los árboles habitualmente enfocan la luz solar y permiten ver el eclipse en el suelo o la pared. No es la manera más cómoda ni la más definida de verlo, pero también sirve.

Que NO puedes usar:

-Mirarlo directamente: No. Sin más. Escucha si no la historia de estos dos abuelos que perdieron visión de niños por ver un eclipse.

-Radiografías: Es uno de los métodos alternativos más populares, pero no hay que aplicarlo ni en broma. No es que el material de la radiografía no consiga bloquear los rayos dañinos del Sol, es que además los agrava. Y para colmo, corremos el riesgo de estropear la imagen.

-CDs/DVDs: Por los mismos motivos que la radiografía. No bloquean lo suficiente y agravan el daño, puesto que proyectan la luz sobre una pupila más dilatada de lo normal.
Gafas oscuras o de deporte: Ninguna de las gafas que podríamos considerar como un objeto de moda (tampoco las de la nieve) sirven para ver el eclipse.

-Telescopio o prismático sin protección: Si mirar directamente al Sol ya puede considerarse deficiente desde un punto de vista intelectual, hacerlo a través de un telescopio o unos prismáticos es básicamente poner una lupa y concentrar todos los rayos en la retina. Estupidez digna de premio Darwin.

COMPÁRTELO

Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.

Los comentarios no están habilitados.