Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

16 de octubre de 2021

Mazda parece haber descifrado finalmente el modo de conseguir una carga compresión ignición homogénea, pero solo parte del tiempo. El SkyActiv-X usa una forma de compresión ignición similar a la del diésel en ocasiones.

Pero también puede cambiar sin saltos a la chispa + ignición tradicional que tiene cualquier motor de gasolina. Mazda llama a esto Compresion Ignición de Chispa Controlada. El resultado, según clama el fabricante, es de un 20 a un 30% más de eficiencia en la potencia con respecto a los motores de gasolina convencionales.

Jason de Engineering Explained detalla como, si de verdad esto funciona, obtienes lo mejor de ambos mundos: muchísima eficiencia (diésel) y muchísimo par motor (gasolina).

Los mayores retos, afirma, están por supuesto en cómo cambiar entre ignición por chispa y por compresión. Mazda todavía no ha explicado exactamente cómo funciona esto, pero Jason teoriza que han encontrado un modo de usar la chispa para que se “enchufe” a sí misma controlando el timing de la compresión ignición, que es de donde viene el nombre de SPCCI.

¿Por qué esto es importante?

Porque el mundo del motor parece listo para poner todos sus huevos en la canasta de los coches eléctricos. Mazda acaba de probar que los motores de combustión interna a gasolina todavía tienen muchísimo potencial por descubrir.

El futuro de la energía y el transporte debería ser uno lleno de elecciones, así que este es un momento bastante emocionante para cualquiera mínimamente interesado en el mundo del motor.

COMPÁRTELO

Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.

Los comentarios no están habilitados.