Categories: Archivo
hace % días

La apuesta límite de los Rockets

Con la aparición del súper “small ball” aplicado por los Houston Rockets, la NBA está a las puertas de aclarar si una apuesta tan extremadamente arriesgada puede funcionar realmente en un campeonato de ese nivel. Todavía más cuando la apuesta es total al no tener en plantilla a más de 5 jugadores que pasen de […]

Con la aparición del súper “small ball” aplicado por los Houston Rockets, la NBA está a las puertas de aclarar si una apuesta tan extremadamente arriesgada puede funcionar realmente en un campeonato de ese nivel. Todavía más cuando la apuesta es total al no tener en plantilla a más de 5 jugadores que pasen de los 2 metros, y únicamente 2 de ellos que hayan jugado habitualmente en posiciones interiores.

Más aún cuando la apuesta contrasta con la de los otros grandes favoritos ahora que los Warriors están fuera, como son los Lakers comandandos por LeBron James, que en la época del juego de pequeños (aunque por regla general no tan radical como la apuesta de los texanos), han apostado por lo contrario.

Los angelinos han llenado la plantilla de jugadores de altura y sobre todo gran envergadura, en contraste con los de Houston, los Lakers acumulan hasta 9 jugadores de más de 2 metros (si bien uno de ellos está lesionado toda la temporada, como es el caso de Cousins).

Hasta el momento tanto unos como otros han explotado en lo posible (e intentado potenciar) las ventajas que les proporciona su elección, en el caso de los Rockets con la movilidad de sus jugadores, más ligeros y ágiles que los rivales, que los ha llevado a ser el segundo mejor ataque, y en el de los de Los Ángeles mediante una defensa asfixiante, ocupando actualmente el quinto lugar entre los mejores a la hora de frenar a los rivales o el octavo entre los que menos puntos permiten al contrario en la pintura, mientras Houston ocupa el 25º lugar en ese apartado.

Si bien todos los aficionados a la NBA conocen conceptos como la estadística avanzada o el PER, ningún equipo ha sufrido en los últimos años una serie de cambios como los que ha realizado el equipo de Houston para ir ajustando cada vez más su juego y sus capacidades hacia lo que los números les indican que es lo mejor.

De este modo, han ido, mediante movimientos en el mercado y sobre el terreno de juego, afinando su concepto de juego, cambiando piezas que funcionaban bien por otras que esperan que les den el salto definitivo, no hay que olvidar que hace un par de años se quedaron a las puertas de derrotar a los todopoderosos Golden State Warriors en su primera versión basada en la estadística avanzada.

Puede que no guste a todo el mundo su forma medida de jugar, incluso a algún purista de este deporte le saldrá un sarpullido de vez en cuando al verlos sobre la cancha, pero hay que reconocer que su apuesta por el baloncesto de laboratorio les está saliendo, por el momento, de forma positiva.

Aunque también es cierto que para que esta apuesta se complete, es necesario que hagan lo más difícil, el último paso que les queda por tomar, como es el ganar un campeonato de la NBA. Ese y no otro tiene que ser el único destino posible para ellos o esta apuesta de años de duración habrá sido, finalmente, un fracaso.

Así pues, todavía necesitan ese último paso, para lo cual es, a priori, más segura la apuesta por un modo más tradicional como el que están desarrollando los angelinos, aunque sin olvidar a los terceros en discordia, el otro equipo de Los Ángeles como son los Clippers, que han juntado a 2 de los mejores jugadores en ambos lados de la pista junto a un gran número de jugadores útiles para salir desde el banquillo.

Los Clippers, favoritos en las apuestas inicialmente, se han ido desinflando poco a poco en ellas y actualmente ocupan el 3º lugar en su conferencia, por detrás de sus vecinos pero por encima de los Rockets, aunque éstos todavía están en proceso de rodaje de su apuesta final. Pero nunca debemos infravalorar a un equipo en el que hay un doble MVP de las finales que cuenta sus participaciones en ellas como anillos de campeón y un jugador hace no tanto candidato a MVP de la temporada.

Aunque no son los grandes directivos los únicos que pueden realizar apuestas sobre el rendimiento de los equipos esta temporada. Tú también puedes formar parte de ellas, y en caso de que no queramos apostar la totalidad de nuestro dinero, existen plataformas que nos proporcionan opciones con promociones como un bonus caliente.

También, en caso de que queramos irnos a una plataforma específica, tenemos otras opciones como el código promocional Sportium. Nos decidimos entonces a apostar en contra del elegido?  Tendremos más acierto que la barba y la estadística avanzada? O creemos que los Clippers podrán recuperar la posición que tenían inicialmente y que poco a poco han perdido su lugar?

por El Periódico Venezolano
Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.