Somos un medio digital que busca resaltar lo positivo e importante de Venezuela, así como también informar a nuestros lectores sobre temas generales de gran interés.

18 de mayo de 2022

Esta historia de la vida real, sin duda te atrapa. El sueño de esta jovencita venezolana se hizo realidad, luego de mucho esfuerzo, constancia y enfoque. Su pasión por la música, la llevó a trabajar con el gran Adam Sandler.

Andrea Ferrero, es una guitarrista que con mucho sacrificio migró de Venezuela para Estados Unidos en búsqueda de cumplir sus sueños: ser músico profesional.

La joven nacida en Caracas, contó en un resumen que publicó en su cuenta de Twitter, la historia de cómo llegó a trabajar en Los Ángeles con importantes personajes de la industria musical y de la actuación. Contó que en su afán de estudiar música en la Universidad Berklee College of Music, optó para una beca, ya que sus ingresos en Venezuela eran muy limitados.

A pesar de las dificultades tecnológicas que presenta Venezuela, en cuanto a la velocidad de la internet, Ferrero logró audicionar, y tuvo como resultado una beca completa para comenzar su a hacer realidad su sueño de estudiar en Berklee.

«Intenté varias veces ya que ellos antes de la audición mandaban una prueba para medir la velocidad del internet y el mío fallaba todos los intentos», dijo la criolla.

Antes de recibir la noticia más importante de su vida, Andrea estudió inglés y se preparó para «dar lo mejor» de ella en esa entrevista que duró 15 minutos.

Andrea Ferrero comparte su experiencia para trabajar con Adam Sandler

Para salir de Venezuela, dijo que no fue nada fácil, debido a su situación económica, pese a que ya tenía una beca de estudio, pues debía pagar su estadía, seguro de vida y comida.

Desde recibir ayuda de sus familiares hasta crear una cuenta de recaudo en Gofundme, hizo que Andrea pudiera tomar un avión directo a Boston, Estados Unidos.

«Y así llegué a Boston, gracias al apoyo de muchos y de no haberme dado por vencida. Pasé más de 3 años en esa ciudad, viví experiencias increíbles que me cambiaron la vida», escribió Ferrero.

Anécdotas de vida

Andrea, además de vivir experiencias «increíbles» -como ella las describe-, contó que también tuvo que pasar por situaciones muy fuertes; entre ellas, quedarse sin nada tras un fuerte incendio en la residencia donde vivía.

«Otra de las cosas no tan buenas fue la tragedia de perderlo todo en el incendio del edificio en donde vivía. Perdí ropa, pedales, guitarras, todo», recordó.

Igualmente tuvo que compartir el cuarto que rentaba con otras personas, ya que su presupuesto no le alcanzaba para tener uno para ella sola.

«También algunas cosas no tan buenas como no poder pagar un cuarto propio, por lo que tenía que compartir cuarto con otras personas, o recuerdo que una vez agarre la esquina del apartamento de un amigo y le puse una cortina y una cama. Lo llamé ´mi cuarto´», reseñó.

Adam Sandler: la persona que cambió su vida

Para la caraqueña haber tenido que pasar todas esas experiencias no tan buenas no fueron situaciones que la debilitaron, más bien la fortalecieron hasta llegar a conocer al actor, productor y guionista de cine estadounidense Adam Sandler. «Conocí a una persona que sin duda cambió mi vida».

«Adam siempre ha amado la música, le encanta tocar guitarra por lo que conectamos rápidamente. Luego de eso siempre seguimos en contacto. Yo le mandaba videos míos tocando y él me daba su opinión o me pedía que le mostrara como tocar algunas cosas», indicó Andrea.

A los meses Ferrero llegó a Los Ángeles, ya que Sandler le había ofrecido hacer unas pasantías en su productora Happy Madison Productions, allí logró trabajar con editores y supervisores de las músicas de las películas.

«¡Esto era muy loco! Por momentos pensaba que era un sueño».

Al culminar sus pasantías, la criolla volvió a Boston para terminar su carrera universitaria, al graduarse se mudó a Los Ángeles, en donde actualmente labora con Adam Sandler y en Netflix, como parte de la producción musical de los largometrajes.

Finalmente, Andrea Ferrero cierra su hilo de Twitter con un mensaje de reflexión y de invitación para todos sus seguidores a cumplir sus metas y sueñas.

«Esto es solo una historia más de lucha y de que sí se puede soñar».

COMPÁRTELO

Los comentarios no están habilitados.