Categories: Archivo
hace % días

Crean marcapasos sin cables para insertar en el interior del corazón

La fibrilación auricular es la forma de arritmia (ritmo cardíaco anormal) más frecuente que afecta a 800.000 personas en España, de las cuales una de cada seis sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 25% de las muertes por causa cardiovascular se produce de […]

La fibrilación auricular es la forma de arritmia (ritmo cardíaco anormal) más frecuente que afecta a 800.000 personas en España, de las cuales una de cada seis sufrirá un ictus a lo largo de su vida.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 25% de las muertes por causa cardiovascular se produce de forma súbita, generalmente relacionadas con la presencia de arritmias ventriculares.

Para tratar estas alteraciones, un nuevo desfibrilador automático implantable (DAI) subcutáneo y, recientemente, se está desarrollando un marcapasos sin cable miniaturizado que se inserta directamente en el interior del corazón a través de un catéter.

La combinación de estos dos avances tecnológicos será el futuro del tratamiento de las arritmias lentas y rápidas.

Este es uno de los temas que se debate en Ritmo 17, la III Reunión Conjunta de la Sección de Electrofisiología y Arritmias y de la Sección de Estimulación Cardíaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), el congreso de arritmias más importante en habla hispana que se celebró los días 1, 2 y 3 de marzo en Madrid.

¿Qué hace por el corazón?

Es un aparato implantable que vigila continuamente el ritmo cardíaco y se emplea de manera regular en España desde los años 80. Si se produce una arritmia potencialmente mortal, como son las taquicardias ventriculares rápidas, este dispositivo proporciona una descarga eléctrica para recuperar la actividad normal del corazón.

Una de las aplicaciones de los DAI es el tratamiento de los pacientes con riesgo de muerte súbita, la cual provoca 350.000 muertes al año en Europa. Estos nuevos marcapasos sin cables tienen capacidad de estimulación y pueden implantarse y trabajar de forma coordinada con los DAI subcutáneos; una combinación que ya es una realidad en animales.

por El Periódico Venezolano
Nos esforzamos por crear contenidos informativos de calidad. Si deseas citar o reproducir total o parcialmente este contenido te pedimos que añadas un enlace de atribución en tu sitio web.