Zika y Guillain-Barré cobran sus primeras víctimas en Colombia

A- A A+
febrero 05
/ 2016

“Hemos confirmado y atribuido al zika, con el antecedente real de zika, tres muertes. (…) En este caso, las tres muertes estuvieron precedidas por el síndrome Guillain-Barré”, dijo Martha Lucía Ospina, directora del Instituto Nacional de la Salud (INS).

Dos de los muertos provienen de Turbo (Antioquia, noroeste), cerca de la frontera con Panamá, y uno de la turística isla de San Andrés en el Caribe.

“Seguirán apareciendo casos porque (…) el mundo está conociendo que el zika produce mortalidad. No muy alta pero sí produce mortalidad”, afirmó la epidemióloga en rueda de prensa.

Ospina, que compareció junto al ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dijo que hay otras “seis muertes” en estudio.

Por su parte, Gaviria enfatizó la “preocupación” de Colombia por la mortalidad del zika vinculada a pacientes con Guillain-Barré, una afección en la que el sistema inmunitario ataca el sistema nervioso y puede producir parálisis.

“El Guillain-Barré es una preocupación que tenemos hoy preponderante, tanto por temas de mortalidad como por temas de congestión de UCIs (unidades de cuidados intensivos)”, señaló.

Según el último boletín epidemiológico del INS colombiano, hasta la tercera semana de enero había 20.297 casos de zika reportados en el país, 2.116 de ellos en embarazadas.

Los especialistas sospechan que hay un vínculo entre el zika y un aumento de casos de SGB, así como de microcefalia en los fetos, pero no han confirmado científicamente aún una relación causal entre el virus y estas dos afecciones.

Este lunes, el ministro de salud dijo a periodistas que neurólogos le habían comentado que pasaban años sin ver un caso de Guillain-Barré y que ahora ven “tres en un solo día”.

“Hay suficiente coincidencia en el espacio y en el tiempo como para decir que aquí hay claramente una asociación”, dijo entonces Gaviria.

Colombia declaró la semana pasada la alerta verde hospitalaria para prepararse ante la “fase expansiva” del zika.

Según las proyecciones, el virus mostrará su etapa más dura hasta la tercera o cuarta semana de marzo y declinará su pico después de julio.

EE