¿Y la paz? Atentado del ELN en Cucutá deja a ocho policías heridos

A- A A+
febrero 11
/ 2016

Al menos ocho policías resultaron heridos hoy en un atentado con explosivos perpetrado en la ciudad de Cúcuta, que el Gobierno atribuyó a la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN). Según las autoridades, desconocidos lanzaron un artefacto explosivo contra varios agentes que se encontraban en una zona céntrica anteriormente utilizada como mercado.

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, condenó el ataque y aseguró que “la hipótesis más probable es que el Ejército de Liberación Nacional haya sido el autor de esta explosión”.

Los policías fueron atendidos por heridas leves, en tanto que el director de la institución, general Rodolfo Palomino, viajó a Cúcuta “para iniciar las investigaciones pertinentes”, señaló por su parte el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, en un comunicado.

“Afortunadamente ninguno de nuestros miembros de la Policía Nacional ha puesto su vida en peligro por este atentado absurdo, rechazable y que poco habla bien del deseo de paz del ELN”, señaló Villegas, según un comunicado difundido por su despacho.

El titular de Defensa confirmó que los policías afectados están “todos fuera de peligro” e indicó que cinco ya fueron dados de alta, mientras tres continúan bajo observación médica.

Villegas salió al paso de versiones sobre un posible llamado a un “paro armado” por parte del ELN en esa región e indicó las autoridades no lo permitirán.

En los “paros armados” la guerrilla suele restringir el desplazamiento de vehículos por carreteras y la movilidad de las personas en horas de la noche, amenazando con ataques a quienes transiten por las vías de una determinada región.

“La Fuerza Pública tiene toda la instrucción para mantener en plena actividad el país. La violencia, tiene que entender el ELN, ya no es forma de acceder a la política ni al poder y, en la medida en que persista en su metodología, se encontrarán de manera seria y contundente con la Fuerza Pública en todo el territorio nacional”, puntualizó el titular de Defensa.

Por su parte, el ministro del Interior señaló que “el ánimo, la decisión política del Gobierno nacional de ponerle fin al conflicto armado (…) no se puede confundir de ninguna manera con debilidad” del Estado.

El atentado se produce dos días después de que el Ejército de Liberación Nacional (ELN) atacara con explosivos una unidad militar en el departamento de Arauca, también limítrofe con Venezuela, y dinamitara en dos tramos el oleoducto Caño Limón-Coveñas, que transporta petróleo de esa región hacia el Caribe.

La Policía Nacional ofreció una recompensa de 10 millones de pesos (unos 3.000 dólares) a quien suministre información que permita encontrar a los responsables del ataque de hoy.

Desde hace dos años el Gobierno mantiene encuentros exploratorios con el ELN para iniciar una negociación de paz similar a la que lleva a cabo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, donde se espera que se concrete un acuerdo a más tardar el 23 de marzo.

LV