¡Venezolanos incluidos! EEUU investigará a latinos que compran mansiones en Miami

A- A A+
marzo 10
/ 2016

Miami lleva décadas con una reputación de ser destino de dineros mal habidos procedentes, fundamentalmente, de América Latina.

Y una fórmula clásica para el lavado de dinero es la compra de vivienda, a veces en efectivo y en muchas ocasiones usando mecanismos legales para ocultar la identidad del comprador.

Por lo que ha causado interés una nueva norma del gobierno de Estados Unidos que acaba de entrar en vigencia, destinada precisamente a combatir el fenómeno.

Aunque algunos advierten que, en ciertos casos, pueden terminar pagando justos por pecadores.

Desde el pasado 1 de marzo, el gobierno estadounidense exige que se reporten a las autoridades más datos de cualquier transacción de vivienda en efectivo llevada a cabo en la ciudad de Miami por valor superior a US$1 millón.

Los nuevos requerimientos, que tendrán una vigencia inicial de seis meses, impiden que se completen esos negocios mediante el uso de empresas anónimas, sin revelar antes quién es el dueño real de las propiedades.

“Estamos buscando entender el riesgo de que funcionarios extranjeros corruptos o criminales transnacionales estén usando vivienda estadounidense de lujo para invertir secretamente millones de dineros sucios”, dijo en un comunicadoJennifer Shasky Calvery, directora de Fincen del Departamento del Tesoro, el órgano creado por el gobierno de hacer seguimiento a esas transacciones.

Mansiones en Miami

Y si bien el lenguaje de la medida no designa específicamente a nacionales de países latinoamericanos, su preponderancia en el mercado inmobiliario de Miami deja en claro el impacto que tendrá sobre esos compradores.

Miami y Nueva York

La medida solo estará vigente en dos ciudades estadounidenses, Miami y Nueva York.

Pues ellas acaparan la atención de inversionistas extranjeros deseosos de dejar su dinero en Estados Unidos.

Miami, en particular, es el reino de las transacciones inmobiliarias en efectivo.

Un estudio de la firma inmobiliaria Zillow asegura que es la ciudad en Estados Unidos donde más se da esta modalidad del negocio. Un sorprendente 55% de todas las transacciones de vivienda en el segundo trimestre de 2015 fueron pagadas en efectivo.

Y es indiscutible el peso que tienen los extranjeros en el mercado de vivienda de esta ciudad.

Se estima que los extranjeros compraron en Miami 10.600 viviendas en 2015, por un valor total de cerca de US$6.100 millones, de acuerdo a una evaluación de la Asociacion Nacional de Agentes Inmobiliarios.

El mismo estudio revela que cerca de 36% del valor de todas las compras inmobiliarias en Miami es atribuible a compradores extranjeros.

Y estima que cuatro de los cinco principales países de origen de los compradores son latinoamericanos: Venezuela, Brasil, Argentina y Colombia. El único por fuera de la región es Canadá.

13% de los compradores internacionales en 2015 venían de Venezuela, indica el estudio, mientras que 12% venían de Brasil. Los siguen con 10% cada uno argentinos y colombianos.

¿Impacto sobre el resto?

Lo que algunos se preguntan es si los nuevos controles gubernamentales orientados a atacar el lavado de dólares puedan perjudicar al resto del mercado.

Al fin y al cabo, muchos de los inversores provenientes de América Latina son familias de clase media en busca de encontrar un refugio para su dinero lejos de la inflación, la inestabilidad y la inseguridad que caracteriza a muchas de sus naciones.

Y por supuesto, muchísimas fortunas perfectamente legales que buscan invertir en el atractivo estilo de vida que ofrece la ciudad estadounidense.

Miami

En realidad, las nuevas disposiciones contra el lavado se aplicarán solo a compras de vivienda de lujo.

Solo el 14% de todos los clientes internacionales en Miami compran casas de más de US$1 millón, algunas de las cuales serían eventualmente cobijadas por las nuevas medidas de control gubernamental, según indica el estudio de los agentes inmobiliarios.

Efecto a largo plazo

No obstante hay quienes temen que el efecto cumulativo de más controles de las autoridades disminuya la vitalidad del que ha sido uno de los mercados de vivienda más dinámicos del país en los últimos años.

“Por el momento no se nota que las medidas hayan tenido un efecto negativo en el mercado”, le dice a BBC Mundo la agente inmobiliaria Mercedes Guinot, quien señala en cambio que es mucho más fuerte el golpe que ha recibido su industria por la devaluación de varias monedas latinoamericanas, lo que ha vuelto más cara la vivienda en Miami para compradores de la región.

Pero el efecto se puede sentir más adelante.

“La nueva directiva del Departamento del Tesoro podría ser un punto de inflexión, si se hace permanente, para el mercado de vivienda de lujo de Miami que está basado en inversión extranjera, dominada en épocas recientes por compradores en efectivo”, le dice a BBC Mundo Peter Zalewski, experto analista del mercado inmobiliario en la ciudad, asociado a la firma Condo Vultures.

Zalewski también opina que para que la medida tenga efecto contra los capitales ilícitos, debe expandirse también a ciudades contiguas a Miami como Fort Lauderdale y Boca Ratón, otras favoritas de compradores extranjeros y que actualmente no están cobijadas por los controles.

En el pasado, uno de los atractivos de esta metrópolis para los inversionistas latinoamericanos radicaba en la discreción que ofrecía a los interesados en depositar sus fortunas allá.

Está claro que eso está cambiando. La gente que quiera tener una mansión en la llamada “Capital del Sol”, tendrá que estar dispuesta a contestar más preguntas acerca de dónde salió el dinero.

BBC