Venezolanos en España piden a la Fiscalía que investigue a un presunto espía chavista

A- A A+
enero 19
/ 2016

Estudiantes venezolanos presentarán los próximos días una denuncia ante la Fiscalía española con el objetivo de que las autoridades investiguen la presencia en España de un posible espía del Gobierno de Nicolás Maduro. De acuerdo con la denuncia, el militar en activo José Rafael Vásquez Mora se hizo pasar por estudiante para infiltrarse en los actos organizados los últimos meses en Madrid por la asociación Estudiantes Venezolanos en el Exterior (EVE) y por otras entidades de la comunidad venezolana. Según la documentación que será aportada, el teniente coronel Vásquez Mora está adscrito a la Embajada de Venezuela en Madrid, publica ABC de España.

Un compañero suyo de promoción asegura que Vásquez Mora llegó a España hace seis años para incorporarse a la agregaduría militar de la Embajada y ha permanecido en ese puesto todo este tiempo. Su misión específica sería la de espiar a asilados y opositores, especialmenteantiguos miembros de las fuerzas armadas y estudiantes. La Embajada venezolana no ha respondido a las preguntas al respecto hechas por este diario.

Los estudiantes desean que la denuncia sirva para que el Gobierno venezolano deje de hostigar a los ciudadanos que viven en el exterior y se mantienen críticos con el chavismo. En otros países han sido detectadas también personas que se han infiltrado como falsos estudiantes para conocer sus actividades y las posiciones políticas de los que participan en ellas.

14
Sospechosos fotógrafos

El presidente de EVE internacional, Carlos Moreno, destaca un caso en Chile, donde los afiliados detectaron a alguien que incluso no era venezolano (algunos sostuvieron que tenía acento cubano), y otros dos intentos de penetración en Estados Unidos que Moreno conoció directamente, aunque ha habido más en otros países. Además, en actos organizados por la asociación EVE en España, presidida por Henry Narveiz Sosa, han aparecido en ocasiones un par de venezolanos haciendo fotografías e interesándose por los eventos del grupo sin ser propiamente estudiantes, uno de los cuales reconoció ser militar.

Haciéndose llamar Sebastián Urdaneta y presentándose como estudiante de la Universidad Complutense, el militar José Rafael Vásquez Mora comenzó a participar en actos de los estudiantes venezolanos al final del verano del año pasado. El 19 de septiembre participó en unaconcentración frente a la Embajada de Venezuela convocada para protestar por la condena al líder opositor Leopoldo López, cuyo encarcelamiento ha sido contestado por diversas instancias internacionales. En esa ocasión expresó a miembros de la asociación su deseo de apuntarse a la misma.

Después, fue visto de nuevo en un debate sobre la economía y el sistema político de Venezuela organizado el 12 de noviembre en la Facultad de Económicas de la Universidad Autónoma de Madrid, y en el evento delCírculos de Bellas Artes del 27 de noviembre que acogió la llamada Caravana por la Libertad, en el que diversos artistas e intelectuales de Venezuela, España y Portugal reclamaban el respeto de los derechos humanos en el país caribeño. Allí se hizo una foto con Diana López, hermana del líder opositor preso.

Su identidad fue finalmente descubierta cuando apareció en el acto de seguimiento de las elecciones legislativas del 6 de diciembre convocado en la sede del blog digital «Correo del Orinoco». «Una periodista dio con su verdadero nombre y allí mismo le abordamos. Él se puso nervioso y negó que fuera quien nosotros le decíamos», cuenta Alberto Pérez, representante en España de Voluntad Popular, el partido de Leopoldo López. «Vásquez Mora se marchó y ya no se le ha vuelto a ver en nuestras actividades, perdimos el contacto con él», dice Andrea Soussa, vicepresidenta de EVE en España.

Policía militar

En auxilio de las indagaciones hechas por los estudiantes acudió Edmelcar Delgado, exteniente venezolano que vive en Cataluña con su familia tras haber logrado asilo político. Delgado fue compañero de promoción de Vásquez Mora y ha mantenido contacto con él. Asegura que el teniente coronel, con especialidad de policía militar, cuenta actualmente en la Embajada con cinco oficiales (capitanes y tenientes) a su cargo, además de ocho funcionarios civiles pertenecientes al servicio de inteligencia venezolano (Sebin). Delgado también afirma que el embajador es informado regularmente de las actividades de espionaje realizadas por el equipo de Vásquez Mora.

«En los países importantes como España, Estados Unidos, Panamá y Colombia», dice Delgado en referencia a los países con más cantidad de exiliados civiles y militares contrarios al chavismo, «la labor de los agregados militares en las embajadas es la del seguimiento de esas personas».

Según Delgado, hace un par de años Vásquez Mora, que era mayor, fue a Venezuela a hacer un curso para el ascenso a teniente coronel. «Antes de regresar a España lo normal es que tuviera reuniones en la Dirección de Inteligencia Militar, en las que a los agentes se les enseñan fotos de las personas que deben monitorear», señala. Su tarea es la de observar sus actividades o incluso intentar contactar con ellas para que actúen desoplones.

El «hostigamiento» a los estudiantes es acogido por estos con miedo. «Saben que muchas veces el Gobierno ha utilizado fotos para incriminarles delitos y así amedrentar a los demás», declara Carlos Moreno. Contra la EVE y contra Moreno ha cargado el dirigente chavista Diosdado Cabello en su programa de televisión «Con el mazo dando», acusándoles de traidores por promover actividades contra el Gobierno venezolano en distintas partes del mundo.

ABC.es