Esta fue la acusación que hizo nuevamente la canciller sobre el secretario de la OEA

A- A A+
junio 13
/ 2016

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, acusó al secretario general de la OEA, Luis Almagro, de ser “promotor de un golpe de Estado en Venezuela”, informó la cancillería el lunes tras el arribo de la ministra a Santo Domingo.

Este comentario marca el carácter de la 46a Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que sesiona del lunes al miércoles con la presencia de 27 cancilleres de los 34 países que componen el organismo.

Almagro es “promotor de un golpe de Estado en Venezuela y actúa en favor de los factores opositores que pretenden, por vía de la violencia, derrocar a un Gobierno constitucional”, dijo Rodríguez, citada por el ministerio de Exteriores de Venezuela.

El 31 de mayo, Luis Almagro publicó un demoledor informe sobre la crisis venezolana e invocó la Carta Democrática Interamericana para solicitar una reunión urgente del Consejo Permanente para debatir el asunto.

La reunión fue fijada para el 23 de junio.

Delcy Rodríguez dijo que Almagro “hace uso fraudulento” del artículo 20 de la Carta Interamericana en el que se basa, porque “en el caso de la ruptura grave del hilo constitucional, debe protegerse al Gobierno”, es decir al presidente Nicolás Maduro, y no a la oposición.

Poco antes, el embajador de Venezuela ante la OEA, Bernardo Álvarez, había reiterado el rechazo de su gobierno a instalar un canal humanitario en su país.

“Creemos en la ayuda humanitaria, pero distinto es utilizarla en el marco que se está utilizando, que esconde un deseo intervencionista que es inaceptable”, dijo el embajador en una mesa de diálogo en Santo Domingo antes de la inauguración de la Asamblea General.

Álvarez respondía así al pedido de un corredor humanitario para el ingreso de medicinas que había hecho minutos antes Adolfo Flores Padrón, un venezolano de 25 años que habló en representación de la juventud.

Un alto funcionario diplomático dijo a la AFP que durante la asamblea las partes intentarán amarrar 18 votos, que es la mayoría necesaria para que el Consejo Permanente active la semana próxima las gestiones diplomáticas que prevé la Carta Democrática.

Pero no se espera una resolución del organismo por ahora porque el tema no está en la agenda.

SM