Vea a qué precio apareció el pollo colombiano en mercados zulianos

A- A A+
junio 24
/ 2016

El pollo se suma a los productos provenientes de Colombia que se comercializan legalmente en las cadenas de supermercados del estado Zulia, esto como medida ante la escasez de alimentos en la entidad.

Este rubro, que ha sufrido una fuerte escasez en los anaqueles de los súper y en las polleras, le ajustaron el precio a 850 bolívares el kilo, en mayo. Los compradores creían que iba a reaparecer en el mercado, pero no fue así.

Sin embargo, los supermercados como los pequeños distribuidores han tenido que “mirar” fuera de la geografía zuliana para hallar la carne de ave y ofrecerla en sus anaqueles. Esta presentación colombiana importada, marca Pollos del Galpón, y es vendida a 2.790 el kilo.

“Yo compré la semana pasada un pollo en más de seis mil bolívares. Tenía etiqueta de producción en Colombia, y me salió bueno y grande, porque en las polleras, desde hace meses, no se consigue el pollo entero solo en presas para sacarle más ganancias supongo”, contó Victoria Ramírez, residente de la urbanización Sabaneta, reseñó Panorama.

En mercados populares, como Santa Rosalía, los vendedores están trayendo pollos desde el estado Táchira. “Los productores locales no nos están surtiendo, desde hace muchos meses, y entonces buscamos alternativas para otros estados, pero a un precio mayor. Nosotros estamos ofreciendo al cliente el pollo entero en 2700 bolívares el kilo”, indicó Magaly Suárez, vendedora.

Para Susana Díaz, residente de Bella Vista, esta es una opción “cara”, pero que se presenta como una salida para el problema de desabastecimiento de este rubro. “Si nos vamos a los precios establecidos legalmente este es una de las carnes más solidarias, pero no se está produciendo en el país. Ahora, si las cadenas de supermercados lo traen con el dólar flotante, o Dicom, bueno quien pueda que lo compre. Tiene esa alternativa a mano”, dijo.

Pero el mercado zuliano ha sido invadido, en algunos casos legalmente, pero en otros de forma “bachaqueada” de los rubros de primera necesidad producidos en el país neogranadino. Lo que empezó, hace unos meses, discretamente con solo con la harina de maíz y el papel de higiénico, ahora suma una larga lista de productos alimenticios, de higiene personal y de aseo del hogar.

El precio de estos productos importados superan —“por mucho”— el Pvjusto de los productos nacionales; sin embargo, algunos son más baratos, que los mismos productos regulados que son ofrecido por los revendedores o los bachaqueros.

PN