Unasur y su programa económico para Venezuela ; Por Vladimir Villegas

A- A A+
junio 14
/ 2016

La mediación de Unasur en Venezuela tiene hasta ahora dos aspectos. El político y el económico, y se le ha encomendado al ex presidente español José Luis Rodríguez Zapatero adelantar gestiones en el primer caso, mientras que el ex mandatario dominicano Leonel Fernández es el responsable de explorar, junto con un grupo de expertos en el área económica las posibles medidas que deberían adoptarse para resolver los graves desequilibrios en ese campo.

Hasta los momentos la mediación en el campo político ha tenido una serie de tropiezos, entre ellos la forma como se dio a conocer que en República Dominicana se daban contactos indirectos entre la Mesa de la Unidad Democrática y el gobierno de Nicolás Maduro, la desconfianza existente entre las partes, los conflictos en torno al referéndum revocatorio, la falta de unanimidad en el seno del gobierno y en la oposición sobre la conveniencia de ir de una buena vez a una negociación, la ausencia de medidas para que sean puestos en libertad numerosos detenidos por razones asociadas a la actividad política y, por si fuera poco, la discordia en torno a si se debe ir a ese diálogo con o sin una agenda preestablecida.

Pero hoy no quisiera detenerme en el diálogo político, asunto un poco accidentado por estos días, en medio de las acciones violentas y el ataque sufrido por Julio Borges y otros dirigentes opositores, y de cuestionamientos a la utilidad del diálogo por voceros de lado y lado. Quiero comentar sobre algunas propuestas en materia económica que fueron presentadas por el equipo de asesores de Unasur al gobierno del presidente Maduro.

Me llamó la atención que el ex presidente Ernesto Samper, secretario general de Unasur, hiciera comentarios públicos sobre algunas medidas que se deberían tomar en Venezuela. Samper hizo referencia a la necesidad de corregir las distorsiones cambiarias, focalizar los subsidios y tomar correctivos en las políticas destinadas a estimular la producción. ¿Será una manera de llevar este debate al ámbito de lo público y forzar la barra para que el Ejecutivo asuma las recomendaciones del equipo de asesores económicos que presentó un informe en torno a lo que debería hacerse en ese campo?

En todo caso, la economía es de esos asuntos que deben ser atendidos con decisiones nacidas de consensos tanto en el seno del gobierno como con el resto de actores del sector político, empresarial y laboral.

He tenido conocimiento de que entre las recomendaciones de los asesores económicos de Unasur están, entre otras, las siguientes medidas: unificación y flotación cambiaria, aumentos progresivos de precios de gasolina y electricidad, un programa de subsidios directos a través de una tarjeta electrónica, ajustes de salarios, consolidación de activos y manejo de deudas, así como una reforma tributaria, con la adopción de medidas como impuestos a transacciones financieras, entre otras.

¿Aceptará el gobierno estas recomendaciones contenidas en el documento económico derivado del análisis que hicieron los expertos contratados por Unasur? ¿Cuáles serían los costos de asumirlas o de no hacerlo? No tengo la respuesta, pero es obvio que ellas van a abrir espacio para un debate en el seno del equipo económico de Maduro.

Sería muy oportuno que esas recomendaciones, las que aquí damos a conocer y las que complementan el documento de los asesores de Unasur, sean divulgadas a la opinión pública y compartidas también con los actores arriba señalados. De las decisiones que se adopten dependerá en buena medida que Venezuela pueda ver la luz de la recuperación económica. Por supuesto que para el gobierno no resulta fácil decidir al respecto. Y si se las presentaran a la oposición también generaría en su seno un debate en torno a la pertinencia o no de esas recomendaciones, y el costo político de apoyarlas o rechazarlas.

Las decisiones en materia económica siguen siendo un tema ineludible frente al cual no se puede pasar agachado, y menos frente a una situación tan dramática como la que vivimos en Venezuela. Ojalá se conozca pronto la propuesta completa de los asesores económicos de Unasur y, en consecuencia, la opinión que sobre ella tienen gobierno, oposición, empresarios y trabajadores.