¡Una salida! España repetirá comicios

A- A A+
abril 28
/ 2016

La tercera y última ronda de consultas del rey Felipe VI con los partidos políticos españoles constató este martes que España está abocada a la celebración de una nueva cita electoral, previsiblemente el próximo 26 de junio, al no haber margen de acuerdo para investir a un candidato y expirar el plazo legal.

El monarca finalizó la nueva ronda con los líderes de los principales partidos con representación en el Congreso español, entre ellos el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y el socialista Pedro Sánchez. El líder del PSOE intentó aglutinar una mayoría parlamentaria suficiente para ser investido pero sólo alcanzó un acuerdo con los liberales de Ciudadanos, al que ha tratado que se sumen otros partidos, sin éxito.

Así se lo trasladó al rey, que decidió no proponer ningún candidato a la investidura, cuando está a punto de expirar el plazo legal. Han pasado cuatro meses desde que las elecciones legislativas del 20 de diciembre dieran la victoria al gobernante PP (centroderecha), con 123 escaños, por 90 del PSOE (socialista), 69 de Podemos (izquierda antiausteridad) y 40 de Ciudadanos (liberales), junto a pequeñas formaciones nacionalistas y de izquierda.

Este resultado supuso el fin del bipartidismo en España, tras tres décadas de alternancia entre PP y PSOE, y alumbró un escenario político que requería establecer pactos entre más de dos formaciones para formar un Ejecutivo. “He hecho todo lo que podía hacer”, dijo Sánchez en una comparecencia ante la prensa tras reunirse con el rey Felipe VI, que acusó a Podemos de anteponer “sus sillones” al cambio y de no haber querido pactar en ningún momento con su formación.

Según Sánchez, la actual falta de acuerdo en España implica que el cambio político “se aplaza dos meses”, ya que está convencido de que el cambio “sensato” y “progresista” que merecen los españoles “llegará” tras las elecciones del 26 de junio.

El presidente de Gobierno en funciones, Mariano Rajoy (PP), culpó a los socialistas de la nueva convocatoria de elecciones, por rechazar su propuesta de formar una gran coalición, según comunicó en una comparecencia tras reunirse con Felipe VI. Pese a ser la fuerza más votada, el líder del PP declinó someterse a la investidura en la primera ronda de contactos ya que ningún partido se mostró proclive a apoyarle.

Rey Felipe y Pablo Iglesias

Iglesias, el izquierdista impuntual e informal

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, llegó 20 minutos tarde a su cita con el Rey en el Palacio de La Zarzuela. El político estaba citado a la 1:00 de la tarde y llegó a 1:20 de la tarde. A ello se sumó el atuendo informal con el que suele acudir a La Zarzuela, muy diferente al que marcan las costumbres sociales.

En la rueda de prensa que ofreció en el Congreso, Iglesias justificó su retraso. “Nos hemos perdido. Hemos cogido una entrada diferente. No hay gato encerrado”, dijo. El izquierdista acudió a la cita vestido con unos pantalones vaqueros, con camisa azul y con un jersey gris, vestimenta excesivamente informal para lo que es habitual en las Jefaturas de Estado.

EC