“Una nueva devaluación, la más terrible” Predicciones de Wicca Reencarnada

A- A A+
abril 06
/ 2016

Abren las cartas diciendo: Comenzamos la semana poniéndonos en contacto con todas las angustias y las sorpresas implícitas, nada de lo que envuelve a nuestro país será fácil. Nos encontramos en un período de renovación y transformación, pero con un potencial de violencia y confusión muy altos con el cual nos hemos venido familiarizando desde el 2012, llevándonos a asimilar lo “Insólito” y los “Inaudito” como algo cotidiano y posible, pero se trata de un sistema de defensa del ser humano ante tanta injusticia y aberración a nuestro alrededor, podemos pensar que tal vez nos encontramos en el mundo de lo “al revés”.

Pero no estamos solos, Guías de Luz dejarán sus bendiciones sobre esta tierra y en medio del caos sembrarán semillas de esperanza. Todas las noticias abrirán las puertas a un nuevo nivel de energía, de esas que generan cambios y lamentablemente con un toque violento, recuerdo ahora aquella vez que les dije que las noticias nos causarían vergüenza, porque el simple hecho de ser venezolanos, ya que nosotros no somos lo que esa información refleja. También veremos nuevas traiciones y persecuciones, según las cartas la maldad se acentúa, al igual que el uso excesivo de poder.

El sentimiento del venezolano gira alrededor del desastre, de puertas cerradas, esta resignado esperando el colapso, pero las cartas insisten que no es lo que parece, que el venezolano no entiende lo que siente ni lo que piensa, porque el pensamiento ha cambiado, ahora valora el país y sus antiguas riquezas, ahora sabe lo que vale la libertad, los recursos naturales, y sobre todo su papel histórico como ciudadano. Ahora sabe lo que es ser inmigrante, el ser pobre, sabe de escasez y carencias, también sabe de solidaridad y organización social o comunitaria para subsistir, también saben que hay un Dios (sin importar el nombre) que todo lo ve, y confían ciegamente en la Madre. Algunos lo hacen desde la oscuridad, otros desde la luz, pero todos ven el cambio, Venezuela ha cambiado y las reglas del juego son otras. Pero casi todos se unen en la debilidad de la inercia y en la incapacidad de generar un cambio.

La insolvencia financiera ha abierto finalmente los ojos de los ciegos, pero lamentablemente ha convertido en verdugos sin piedad a los que reconocieron el mal con anterioridad, por eso el destino eligió por el camino de la sorpresa y de lo inesperado para que nadie gane, el aprendizaje para los venezolanos aun no termina.

Para colmo el 17 de abril entramos en mercurio retrógrado, pero su influencia comienza a notarse desde hoy, todo el mundo se verá afectado de una u otra manera por este aparente retroceso, y si Abril nos parecerá difícil es porque aun no llegamos a Mayo. En Venezuela (repito) hemos entrado en la etapa más oscura de nuestra historia, en la que el cinismo exacerbado reina en todos los ámbitos, el caos sobre el caos, y “repito” el cambio viene, no es lo que queremos, es lo que necesita Venezuela, eso pasa cuando se pierde el norte.

Cualquier cosa que comencemos, debemos tener en cuenta a los demás, debemos actuar en equipo, aun cuando nuestro entorno se presente extraordinariamente polémico y confuso.

Las energías para Venezuela se encuentran tan encontradas que los choques entre las mismas serán inevitables, y lo peor es que nosotros estaremos en el medio. Lo mejor será no empujar, sino reorganizar y pensar en soluciones “Temporales”, por ahora nada se puede planificar a largo plazo, los caminos se presentan muy inciertos, sorpresivos e inesperados, en fin “Cualquier cosa puede pasar” Las cartas dicen: “Intentar avanzar puede significar retroceder, y retroceder puede significar avanzar”

“Celebrar un Cambio” puede resultar en poco tiempo una ilusión, no se logra nada hasta que se logra, o como decía mi papá, “El juego no se acaba hasta que se acaba”. Las cartas aseguran que todo valor ético o cívico desde el gobierno se ha perdido, ya no se cuidan ni las formas o protocolos, es simplemente que ellos están totalmente a la deriva, es como un carro al que se le despegó el volante y se le fueron los frenos, nadie a bordo sabe lo que pasará, nadie sabe si morirán o no, solo esperan el impacto.

Esta tan loca Venezuela que se celebrarán los problemas y las carencias, porque creerán en sus sueños fantásticos que con ello se van a deshacer del mal y la oscuridad, es la inocente actitud de aquel que cree que el destino debe encargarse de todo y le da la espalda a los problemas con la fe de que un desastre nacional acabará con todo.

En los próximos días:

Venezuela ganará renombre pero asociado a la corrupción, al narcotráfico, al trafico ilegal de armas, a negocios turbios, a desaparición de capital y del tesoro de la nación.

Vendrán demandas, notas de cobro, reclamos de incumplimiento. Se relacionará nuestro país con pobreza extrema, con hambre, con enfermedades y con muerte.

La violencia o llamados “Pranes” gana territorio y fuerza, expanden sus dominios y lanzan nuevas y rudas amenazas a gobierno. El gobierno creerá que con un bono especial al ejercito se asegurará su lealtad. Cárceles que se abren.

La familia venezolana unida en la fe y esperanza del cambio.

La calle se torna cada vez más peligrosa llena de violencia y calles cerradas.

Una nueva devaluación, la más terrible pero la más cerca del verdadero valor. Las cartas dicen: se retira el papel porque termina por matar el mínimo valor, será de forma súbita y sin aviso.

Un hombre sin escrúpulos trabaja por un compromiso con las fuerzas armadas, pero aun están en conversaciones.

Tres hombres fuertes del gobierno se separan, ya no hay acuerdos y no hay vuelta atrás.

Nuevas reuniones con Cuba dejan una amarga experiencia.

@virginiaescobar