Tormenta “de vida o muerte” amenaza con sepultar Washington

A- A A+
enero 22
/ 2016

El frente de una tormenta masiva llegó el viernes a Washington D.C., amenazando con dejar hasta 76 centímetros de nieve en algunas partes de la Costa Este y una nevada récord en la capital estadounidense.

La tormenta, que comenzó a afectar Washington a las 13.00 hora local y que se prevé dure hasta el domingo por la noche, tiene ráfagas de viento de entre 48 a 80 kilómetros por hora, según el Servicio Nacional de Meteorología.

“Quiero ser muy claro con todos. Esta es una tormenta enorme”, dijo la alcaldesa de Washington, Muriel Bowser, cuando la capital se preparaba para enfrentar una de las peores tormentas de su historia. “Tiene implicaciones de vida o muerte y todos los residentes del Distrito de Columbia deberían tratarla de esa manera”, agregó.

El canal Weather Channel dijo que se habían emitido advertencias de ventiscas, tormentas de invierno, clima invernal o lluvia helada para al menos 20 estados con más de 85 millones de personas afectadas.

Las aerolíneas también cancelaron más de 6.300 vuelos para el viernes y el sábado, según FlightAware.com. El aeropuerto de Filadelfia cancelará todos los vuelos previstos para el sábado.

El meteorólogo Alex Sosnowski, de AccuWeather, dijo que la tormenta que afectará Washington podría ser de las mayores registradas, eclipsando la del 2010, llamada “Snowmageddon”, en la que cayeron más de 45 centímetros de nieve.

La mayor tormenta de nieve registrada en la capital, “Knickerbocker” de 1922, sepultó la ciudad bajo 71 centímetros de nieve. “Tengo nueve cajas de vino, café y leña y todos mis dispositivos electrónicos cargados. Todo lo que necesito ahora es un poco de suerte”, dijo Liz Scherer, de 54 años y que trabaja en Silver Spring, en Maryland.

La tormenta llegó a Washington, con 6 millones de habitantes, después de azotar tres estados cercanos, y amenaza a varios estados de la Costa Este. En Nueva Jersey y la ciudad de Nueva York los residentes se preparaban por la posibilidad de inundaciones repentinas.

Luego de que la tormenta llegue a Nueva York a última hora del viernes, la acumulación de nieve podría alcanzar los 30 centímetros, con rachas de viento de hasta 80 kph.

Para el sureste de Pensilvania están previstos entre 25 a 45 centímetros de nieve.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, pidió a los residentes que se limiten a viajar solo debido a “emergencias incuestionables”.

“Las condiciones climáticas harán que un conductor no puede ver nada de lo que pase delante suyo”, afirmó de Blasio.

PN