¿Qué tal? En el país apagan todo menos los homenajes a Chávez

A- A A+
abril 27
/ 2016

“Es la hora de colaborar” con el ahorro eléctrico, aseguró Nicolás Maduro el 20 de abril, hace apenas cinco días. Sin embargo, en un recorrido nocturno realizado por Efecto Cocuyo se evidencia que el menor ahorrador es precisamente el Estado.

Si bien el Palacio de Miraflores se mantiene en total oscuridad, otros edificios gubernamentales y homenajes al presidente Hugo Chávez están bien iluminados. La escalinata de El Calvario, donde está pintado el famoso signo de los ojos del fallecido mandatario, está alumbrando con luces amarillas, azules y rojas. Y es una imagen que se repite en otras latitudes de la ciudad.

El Cuartel de la Montaña, donde reposan sus restos, tiene luces que se pueden ver desde lejos. La Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Bolivariana (Unefa) tiene dos bombillos en su exterior que permanecen prendidos, aun cuando ya no hay actividades. Lo mismo pasa con Pdvsa La Campiña y el Banco Central de Venezuela.

El Mausoleo del Libertador, con más de 50 metros de altura, tenía todo su exterior iluminado.

EC