Suspenden “a tiempo” ejecución de un hombre que mató a sus hijas

A- A A+
marzo 31
/ 2016

Un tribunal de apelaciones suspendió hoy, horas antes de que sucediese, la ejecución de John Battaglia, un hombre condenado a muerte por asesinar a sus dos hijas de 6 y 9 años para vengarse de su exmujer.

Los magistrados del Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito, con sede en Nueva Orleans y jurisdicción sobre Texas, consideraron que al preso se le vulneraron sus derechos al no alegar su abogado unos supuestos problemas mentales para eludir la ejecución.

“Con independencia de que (su abogado) le sigue representando en otros asuntos, le ‘ha abandonado’ en los procedimientos de competencia”, apuntaron los magistrados, que agregaron que “sería inapropiado aprobar su ejecución antes de que tenga tiempo de recurrir”.

Battaglia, de 60 años, asesinó a sus hijas Faith y Liberty, de 9 y 6 años respectivamente, después de que su exesposa, Mary Jean Pearle, lo denunciase por amenazas.

En el momento de la denuncia, Battaglia cumplía una pena de libertad condicional por agredir a Pearle y también tenía antecedentes por violencia de género contra su primera esposa, por lo que su ingreso a prisión era presumible.

Antes de matar a las niñas, Battaglia se puso en contacto por teléfono con Pearle e hizo que Faith le preguntara: “Mami, ¿por qué quieres que papi vaya a la cárcel?”.

Pearle escuchó desde el otro lado del teléfono los disparos con los que asesinó a las pequeñas.

Battaglia argumenta ahora que sufre un trastorno bipolar y que no recuerda haber matado a sus hijas.

El preso se aferra así a la octava enmienda de la Constitución, un recurso habitual aunque generalmente poco efectivo en los casos de pena de muerte, ya que protege a los ciudadanos de castigos “crueles e inusuales”, como sería ejecutar a un enfermo mental.

Ahora, a Battaglia se le asignará un abogado de oficio que presente los recursos pertinentes para que lo declaren incompetente o, en caso contrario, se dicte una nueva fecha de ejecución.

EFE/I21