Sundde impone rebajas de hasta 80% en comercios

Funcionarios de la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos, sorprendieron a los comerciantes de las avenidas 4 de Mayo, Santiago Mariño, así como de los bulevares y demás áreas del casco comercial de Porlamar, al imponerles la medida de tener que bajar los precios entre un 20 y 80% de los que tienen fijados actualmente, publica El Sol de Margarita.

El vicealmirante Alfredo Pulido Pinto comandante de la Zona de Defensa Integral de Nueva Esparta (Zodine), confirmó que efectivos castrenses se han sumado a las acciones que buscan facilitar el acceso a bienes de gran demanda para esta época del año, como parte de la Gran Misión Abastecimiento Soberano.

Los establecimientos visitados por los representantes del Sundde, fueron principalmente aquellos dedicados a la venta de ropas, calzados y juguetes, que son los más buscados por los consumidores para esta época del año.

Pulido Pinto indicó que por los momentos, solamente se han centrado en las zonas del Puerto Libre de Porlamar, pero no descartó que las acciones se extiendan en las próximas horas a los centros comerciales de Margarita, incluidos los de Juan Griego.

Detalló que durante las inspecciones, los funcionarios reportaron delitos como especulación, remarcaje y ausencia de precios, e inmediatamente se les obligó a realizar el respectivo ajuste al margen de ganancias, que de acuerdo a la Ley no puede ser mayor del 30%.

A la quiebra

Algunos comerciantes expresaron su desacuerdo con la medida, pero se sometieron a la misma para evitar sanciones pecuniarias por parte del Sundde como ente contralor, o de prisión por parte de los organismos jurisdiccionales por desacatar la decisión que consideraron arbitraria.

Otros dueños de establecimientos comerciales de las mencionadas zonas, lamentaron tener que ceñirse a normas no establecidas en el ordenamiento legal venezolano, al tiempo que advirtieron que ese tipo de acciones los llevará irremediablemente a la quiebra y por ende, al cierre definitivo de los locales, dejando cientos de trabajadores sin el sustento.

Algunos ya vislumbran clausurar definitivamente sus negocios, ya que reducir los precios los conduce inexorablemente a la quiebra, por las enormes pérdidas que eso les acarreará.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.