¿Sufre de Sinusitis? Estos tips le ayudarán a aliviar el malestar

A- A A+
abril 06
/ 2016

En este artículo te contamos tres tips naturales para terminar con la sinusitis aguda y aliviar o mejorar de manera notable la crónica.

¿Mucosidad? ¿Congestión? ¿Dolor de cabeza? Cuando los tejidos blandos que recubren las cavidades óseas de la cabeza (senos) se inflaman e infectan, podemos decir que sufrimos sinusitis.

Si, además, es una situación habitual que dura más de 12 semanas, es posible que ya sea crónica. En cambio, si la padecemos después de un resfriado o alergia puntual, diríamos que es aguda.

Causas de la sinusitis

Conocer la causa de la sinusitis puede ser de gran ayuda para tratarla de la manera adecuada:

Cuestiones anatómicas como, por ejemplo, el tabique desviado o los cornetes agrandados.

Malos hábitos como el tabaco, en fumadores activos pero también en pasivos.
Infecciones causadas por virus, hongos o bacterias.
Alergias.
Pólipo nasal.
Enfermedades crónicas, como la fibrosis quística o la diabetes.
Tumores.

Remedios naturales para acabar con la sinusitis

1. Vahos de menta y eucalipto

Los vahos son una antigua terapia natural y casera que consiste en realizar inhalaciones de los vapores de determinadas plantas medicinales con el fin de descongestionar las vías respiratorias y reblandecer y expulsar la mucosidad acumulada.

Para combatir la sinusitis hemos seleccionado dos plantas que, por sus propiedades medicinales, son muy adecuadas para mejorar el funcionamiento del aparato respiratorio: la menta y el eucalipto blanco.

¿Qué necesitamos?

Una olla mediana con tapa
1 litro de agua
5 cucharadas de menta y eucalipto blanco (50 g)
Una toalla

¿Cómo los hacemos?

Pondremos a hervir el agua con las plantas medicinales. Cuando llegue a ebullición, apagaremos el fuego y lo dejaremos reposar durante 5 minutos.

A continuación, nos situaremos encima de la olla, con mucho cuidado de no acercarnos demasiado y quemarnos, y nos pondremos la toalla encima de la cabeza para potenciar las inhalaciones.

Permaneceremos en esta posición durante 10 minutos, respirando de manera profunda por la nariz.

A continuación nos lavaremos la cara con agua fría para calmar la rojez de la piel.

Podemos hacer estos vahos dos o tres veces por semana. A medida que sintamos una mejoría iremos espaciando las vaporizaciones, hasta dejar una cada semana o cada quince días, de mantenimiento.

2. Irrigaciones con la lota nasal

La lota nasal tibetana es un utensilio de plástico o de cerámica, similar a una jarrita, que nos permite introducir un líquido por una de las fosas nasales y que salga de manera natural y sin presión por la otra.

De este modo conseguimos despejar las vías respiratorias de una manera mucho más suave que con las jeringuillas que también se usan para este fin.

Cuando hagamos esta terapia debemos estar siempre con la boca abierta, alternando los dos lados. Este consejo es fundamental para realizarla de manera correcta.

Podemos comprar líquidos ya preparados para este fin, o bien elaborar nuestro propio suero con una parte de agua de mar con dos partes y media de agua natural, o bien un litro de agua con tres cucharaditas de sal marina disuelta, para conseguir un pH similar al de nuestro organismo.

Encontraremos la lota nasal en herbolarios y tiendas de productos de salud natural.

3. Ajo, cayena y jengibre cada día

Hay tres alimentos medicinales con propiedades depurativas y mucolíticas que son muy beneficiosos a la hora de tratar la sinusitis de manera natural: el ajo, la cayena y el jengibre.

Ajo
Para que el ajo sea terapéutico debemos consumirlo en su estado crudo. Podemos añadirlo a las comidas rallado o machacado, como por ejemplo a salsas, guisos, vinagretas, arroces, etc.

También podemos realizar la cura tibetana del ajo o, si nos repite o nos cuesta digerirlo, comprarlo en cápsulas.

Pimienta de Cayena
Esta especia es muy picante y, sin embargo, muy beneficiosas para la circulación, el metabolismo, la digestión, etc.

En el caso de la sinusitis, instantes después de comerla ya empezaremos a notar cómo la mucosidad se fluidifica y el cuerpo nos pide expulsarla. Empezaremos por cantidades muy pequeñas, como una pizca, añadidas a recetas tipo guiso, sopas, etc.

Jengibre
Esta exótica raíz tiene unos efectos similares a la cayena y podemos usarla tanto como especia (en todo tipo de platos, incluso carnes y pescados) como rallada y añadirla a salsas, zumos, batidos, bizcochos o infusiones.

 

I21