¿Sudas demasiado? Acá 5 soluciones para estos casos

A- A A+
enero 18
/ 2016

Aunque para muchos el verano es la mejor estación, porque les permite realizar diversos panoramas, como disfrutar de playas y piscinas, hay quienes sufren demasiado con el calor.

La médico estadounidense Jeanine B. Downie, escribió un artículo en el portal Yahoo! Health donde explica que el sudor suele aparecer en todo tipo de lugares como la espalda, debajo de los pechos, entre los muslos, y por supuesto en las axilas.

“El sudor es el sistema de aire acondicionado de tu cuerpo. Todos tenemos alrededor de 2,6 millones de glándulas sudoríparas en nuestro cuerpo y somos capaces de producir varios litros de sudor por hora, según sea necesario para regular los niveles de temperatura”, explica la especialista.

Sin embargo, ella señala que las cantidades de sudor pueden variar de persona a persona, y también depende de factores genéticos. “Es completamente normal sudar mucho en un día caluroso o húmedo y durante la actividad física. Todos nosotros tenemos que beber más agua en estos casos para asegurar que nuestros cuerpos siguen su función de una manera saludable, auto-sostenible”, comenta

Pero aunque es normal transpirar, para algunas personas es un verdadero suplicio porque sufren de sudoración excesiva o “hiperhidrosis”.

Si manchas tu ropa con sudor a diario, si transpiras incluso en ambientes frescos, si sudas demasiado cuando estás nervioso, si ves tus manos, pies o cara empapados con regularidad, puede que sea tu caso.

“La conclusión es que cuando el sudor interfiere con tu calidad de vida, es un problema que debes y puedes abordar con la ayuda de un dermatólogo certificado”, señala.

En este sentido, ella expuso 5 soluciones para este caso…

1. Aplicar desodorante en la noche

Janine recomienda adquirir el hábito de aplicar desodorante antitranspirante en las noches antes de acostarte, ya que ahí es cuando las glándulas sudoríparas están menos activas, por lo que los ingredientes se pueden absorber más profundamente para obtener mejores resultados al día siguiente.

Si te duchas en la mañana siguiente, vuelve a aplicar el producto después de secarte. El efecto de la noche no se pierde, y se refuerza, al aplicar el desodorante nuevamente.

2. Evita el calor máximo

Si vas a hacer ejercicio u otra actividad al aire, empieza a moverte antes o después de que el Sol esté en su punto máximo (entre las 11 y las 16 horas), para ayudar al cuerpo a regular la temperatura con menos sudor.

3. Ir a un dermatólogo y recurrir a una terapia

Hay algunos productos con cloruro de alumninio que se pueden aplicar en la noche para lidiar de mejor manera con las glándulas sudoríparas. Son como súper-antitranspirantes recetados por especialistas.

Éstos se pueden aplicar en cualquier área problemática, como pies, axilas, muslos internos y cuero cabelludo.

4. Botox

Cuando el problema con el sudor se vuelve demasiado incómodo e incontrolable, se puede recurrir el Botox para bloquear el nervio que activa las glándulas sudoríparas. “En mi experiencia con pacientes, el primer tratamiento dura aproximadamente tres meses y los siguientes tratamientos durante unos seis meses más o menos. Esto puede hacer una diferencia significativa para algunas personas”, dice la especialista, aclarando que no es una opción barata.

En Chile, se realiza este tratamiento en varios centros, como Dermapiel. El valor para ambas axilas es de 350 mil, en este recinto.

5. Tecnología de microondas

Para los casos más graves, se usa una tecnología de microondas llamada MiraDry, que es la solución duradera más larga para la sudoración en las axilas. Las microondas eliminan las glándulas sudoríparas de la axila y el sudor hasta en un 80%, pero también se trata de un tratamiento caro.

Según explican en el sitio oficial del servicio, “es una solución segura para reducir significativamente el sudor de las axilas aprobada por la FDA (de EEUU) y clínicamente probada. Es un procedimiento ambulatorio realizado en la consulta médica que no implica incisiones quirúrgicas. miraDry® funciona administrando energía electromagnética de control preciso a la zona de las axilas para eliminar las glándulas sudoríparas”.

BC