¡Sin freírlas en aceite! El truco para hacer papas crocantes

A- A A+
mayo 23
/ 2016

Las patatas fritas son una de las cosas que más me tientan y, sin embargo, que más mal me hacen. Por un lado está el hecho de que contienen un montón de calorías y muy poco valor nutricional, y por otro que mi hígado no las resiste muy bien, especialmente después que me operaron de la vesícula. ¡Pero me cuesta mucho resistir la tentación!

Por eso quedé encantada cuando encontré esta versión de patatas crocantes que parecen fritas pero en realidad se hacen en el horno. Pero no es cuestión de ponerlas simplemente al horno; si sigues las instrucciones de esta receta, ¡parecerán auténticas patatas fritas!

Ingredientes

Para el aderezo

  • 2 cucharadas de sal fina
  • 1 cucharadita de chile en polvo
  • 1 cucharadita de albahaca seca
  • 1/8 cucharadita de comino
  • 1/8 cucharadita de pimienta negra molida

Para las patatas

  • 3 patatas medianas
  • 1-2 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cucharadas de queso parmesano rallado (opcional)

Preparación

Combina los ingredientes del aderezo en un tazón pequeño y deja a un lado. Aparte lava y pela las patatas. Cortar los extremos y, con un cuchillo muy afilado, corta las patatas en rodajas finas, alrededor de 1 centímetro de ancho, y luego en bastones.

Coloca las patatas en un recipiente grande y cúbrelas con agua fría. Déjalas en remojo durante al menos 30 minutos, pero puedes dejarla toda la noche si dispones del tiempo (si vas a dejarlas en remojo más de una hora guárdalas en el refrigerador).

Después de remojar las patatas, escúrrelas, enjuágalas y colócalas sobre una toalla de papel para secarlas, mientras precalientas el horno a 200 º C grados. Seca las patata con toallas de papel adicionales para absorber el exceso de humedad.  Forra un molde para horno con papel pergamino o papel de aluminio, y rocíalo con spray antiadherente.

Acomoda las patatas en la bandeja para hornear forrada y añade 1 o 2 cucharadas de aceite, y de 1/2 a 1 cucharada de la mezcla de condimentos. Revuelve bien para mezclar. Vuelve a acomodar las patatas para que se extiendan uniformemente en una sola capa; no permitas que se superpongan o no se cocinarán bien. Hornéalas durante unos 30 minutos, volteando con una espátula una o dos veces después de 15 minutos de cocción. Aumenta la temperatura a 220 º C y continua la cocción hasta que los bordes se estén bien dorados.

Espolvorear las patatas con la otra mitad de la mezcla de condimentos y el queso parmesano (opcional). Sirve las patatas fritas al horno enseguida.

EEB