¡Sin despedicio! El incendiario artículo que Ramos Allup dedicó a militares

A- A A+
abril 18
/ 2016

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, difundió este domingo un duro artículo de opinión criticando el papel jugado por las fuerzas armadas en estos 17 años de gobiernos militares en Venezuela. Acusa al alto mando de haber llevado a la institución castrense al desprecio nacional, de convertirla en “concubina” de la guerrilla colombiana y de “bajarse los pantalones” frente “al dominio castro cubano” sobre el país.

A continuación el texto íntegro del artículo titulado “Harto Mando Militar”

“No voy a repetir los inenarrables y sórdidos episodios imputables al actual alto mando militar (y a los precedentes en los años del régimen chavista), que hicieron el antimilagro de convertir a la institución militar, históricamente evaluada como una de las tres más respetadas y respetables del país, sitial en el que se alternaba con la Iglesia católica y los medios privados de comunicación social, en esta otra que ocupa ahora junto con el tribunal supremo de justicia y el ejecutivo nacional el hueco de las tres más desacreditadas y corrompidas.

Esta Fuerza Armada que a fuerza de las malandanzas de sus jefes ya nadie quiere, ni teme ni respeta debe cargar como un todo, sea por sus acciones, silencios, tolerancias y omisiones, la carga del desprecio nacional.

Sin volver a repetir el lodo de corruptelas que arrancan del plan Bolívar 2000 y traiciones como el abandono de nuestra histórica reclamación del Esequibo, su papel de concubina de la guerrilla narcoterrorista colombiana y su conducta de pantalones abajo frente al dominio castro-cubano en áreas estratégicas como seguridad militar y civil, servicios de identificación y extranjería (cédulas y pasaportes), notarias y registros, puertos y aeropuertos, política de importación y mercadeo de alimentos, el regalo de nuestras riquezas a otros países mientras nuestro pueblo carece de alimentos y medicinas y pare de contar, ahora se suma el papel de apéndice político del partido de gobierno.

Rueda mundialmente la atrocidad firmada por el ministro Vladimir Padrino López que consta en un documento “reservado” del ministerio en el que se ordena cerrar filas contra un acto del Poder Legislativo Nacional, la Ley de Amnistía y Reconciliación Nacional.

En su documento, al que le colocó el logo y los símbolos militares (obviamente filtrado a la opinión pública y a los medios de comunicación por militares que lo recibieron) el ministerio de la defensa acogió como propio el texto elaborado por los diputados del bloque de la patria (es decir el psuv) para cuestionar dicha ley denominándola “ley de amnesia criminal” por decretar la libertad de 105 presos políticos y expone “11 razones para rechazarla”. En realidad, ni capaz fue de producir una sola razón, pues le bastó con reproducir los argumentos del presidente y de los diputados gubernamentales.

El pasado 6 de abril en un acto en el auditorio del ministerio, Padrino López repitió ante el estado mayor superior, oficiales generales y almirantes de las ZODI capital, Miranda y Vargas, los argumentos del psuv y dijo que objetaba la amnistía “por ser un adefesio que acabaría con la disciplina militar”. ¿Cuál disciplina militar? ¿Esta de traición a la Patria, de la corrupción, el narcotráfico del cartel de los soles y el desabastecimiento alimentario manejado por funcionarios militares?

El segundo documento (Instructivo № 02488) detalla cómo se desarrollará “la jornada de concienciación” en todo el ámbito militar (en las REDI, comandos generales, unidades operativas, institutos educativos y dependencias militares) desde el 4 hasta el 11 de abril. Al cabo de tan sesudas jomadas, “los componentes recogerán las conclusiones y enviarán informes a mindefensa y éste al presidente Nicolás Maduro”. Uff.

Estamos padeciendo las consecuencias de la nefasta participación de los militares en política. Desde que Chávez y su grupo de felones resucitaron el 4 de febrero de 1992 la maldición del ciclo de los golpes militares en Venezuela y sacó a los militares de los cuarteles para convertirlos en militantes partidistas, echó las bases de la tragedia que actualmente padecemos.

Llevamos 17 años corridos de gobierno militar (ahora presidido por un civil) y eso es lo que explica su fracaso, que es el mismo fracaso histórico de todos los regímenes militares.

Maduro, preso de sus militares y carcelero de sus adversarios políticos, tiene la principal responsabilidad por haber hecho las concesiones que ha hecho para que el alto mando lo medio sostenga (mientras más se sostenga por ellos más depende de ellos) pero eso no ha enfriado en nada el hervidero militar que se halla tan fracturado como el sector político civil. Que le pregunte a Padrino López la vaina de “los centauros”. Pero también sucede que las instituciones que sostienen a Maduro (alto mando y tsj) son tan frágiles como él y han incurrido en ilícitos que no prescriben. Será por eso que temen debatir y que andan afanosos raspando la olla”.