¡Sin compasión! Lo asesinan por ser testigo de un crimen y hieren a su hijo

A- A A+
abril 08
/ 2016

Su pecado fue haber presenciado un homicidio, en el cual se desconoce si participó directamente o vio por casualidad y eso la condenó. Cecilia Velásquez Ibáñez, de 42 años, quien fungía como reservista del Ejército Bolivariano, recibió ocho balazos que acabaron con su vida dentro de su propia casa, ubicada en el sector El Milagro, de la parroquia Libertador en el municipio Baralt del estado Zulia.

La venganza es el móvil sobre el cual trabajan los investigadores de la Unidad contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC).

Una fuente vinculada con la investigación informó que los asesinos de la reservista llegaron a su casa a las 9.35 de la mañana de este jueves a bordo de una motocicleta. Patearon la puerta de la humilde vivienda e ingresaron en ella armados y al ver a la mujer le dispararon ocho veces consecutivas sin mediar palabra alguna.

La dama estaba aún en dormilona y fue sorprendida en la sala de su casa. En el tiroteo hirieron a su hijo Marcos Fidel Suárez Velásquez, de 26 años quien estaba en una de las habitaciones del inmueble.

Los matones, acto seguido de haberle disparado en la sala a la mujer, registraron las habitaciones y en una de ellas estaba el vástago de la víctima.

Las balas atravesaron un brazo y una mano de Suárez, quien fue trasladado a un hospital donde actualmente es atendido.

Los habitantes del sector avistaron a los criminales merodeando durante la madrugada por el lugar. Describieron que éstos vestían ropa oscura y portaban gorras ceñidas al rostro para evitar que les vieran la cara. Según los vecinos, los verdugos no son de la zona.

Trascendió que Velásquez Ibáñez y su ex pareja, estuvieron involucrados en un asesinato. Al parecer, éstos fueron testigos del homicidio, hecho ocurrido años atrás. Para el momento, el homicida del referido crimen habría huido quedando ella como la única testigo presencial del hecho. Se dijo además, que la reservista, hasta hace poco tiempo, estaba bajo custodia policial.

 

 

NZ