¡Sin anuncio oficial! Racionamientos eléctricos se intensifican

A- A A+
marzo 22
/ 2016

En la página web y cuentas en redes sociales de la estatal Corpoelec solo se anuncian determinados cortes del servicio por “mejoras de redes eléctricas”. En promedio en dos municipios del estado por día. Pero las interrupciones que se dan adicionales superan a las anunciadas.

Las calles están oscuras. Hace una semana al menos la mitad de los bombillos del alumbrado público estaban activos. No se dañaron, no se trata de eso. Es parte del plan de racionamiento eléctrico aplicado por el Ejecutivo sin dar a conocer un cronograma o plan de ejecución. El oscurantismo también se aplica en la información oficial.

Marlene Ortiz se percató del apagón en la cuadra de su casa en El Trigal. También lo hizo Luciano Peñalosa en Prebo, Marcelo Ochoa en Naguanagua y Mirtha Pulgar en San Diego. Por todos los medios el Gobierno necesita reducir el consumo. La crisis es grave, pero las autoridades de Corpoelec no avisan y la calidad de vida de los ciudadanos se deteriora.

La hija de Angelina Arias tiene dos noches durmiendo menos. Al menos dos horas se le interrumpe el sueño. Ella tiene tres años y vive en La Esmeralda. Con pijama puesta y tetero en mano a las 9:30 p.m. del miércoles estaba acostada. Lista para culminar el día. Y de pronto todo se apagó: el aire acondicionado, el televisor, la nevera y las luces de la cocina que se cuelan por debajo de la puerta de su cuarto. Abrió los ojos y su rutina se corrompió. A las 11:30 p.m., ya sin ropa, sudada y de mal humor se restituyó el servicio y volvió a la cama.

Al día siguiente pudo dormir a la hora de siempre. Pero a las 12:30 a.m. comenzó a sudar. Otro corte repentino de la electricidad afectó su descanso y estuvo despierta por tres horas, cuando volvió a encenderse el aire acondicionado.

Lo mismo ha sucedido en otros sectores de ese municipio. También en Valencia y Naguanagua. No hay horario fijo, pero siempre en bloques de dos o tres horas una vez al día la interrupción se hace presente.

En la página web y cuentas en redes sociales de la estatal Corpoelec solo se anuncian determinados cortes del servicio por “mejoras de redes eléctricas”. En promedio en dos municipios del estado por día. Pero las interrupciones que se dan adicionales superan a las anunciadas.

Generación pobre

Solo dos unidades de cinco están activas en Planta Centro. La 1 con 270 megavatios de generación, y la 4 con 220 megavatios. Esto representa un 24,5% de su capacidad total de dos mil megavatios, de acuerdo a los datos de Herles Contreras del sindicato de la empresa. Actualmente se están haciendo las primeras pruebas de la unidad 6 construida por personal chino. Se espera que este año entre en funcionamiento con 600 megavatios adicionales.

En promedio Carabobo consume mil 900 megavatios/hora. Pero en horas pico el consumo se incrementa. Hace dos meses solo la Gran Valencia registraba una necesidad de mil 300 megavatios y el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) colapsado por falta de mantenimiento e inversión preventiva no tiene la capacidad para soportar esa demanda.

La falta de mantenimiento ha sido clave. Planta Centro es sostenedora, lo que quiere decir que debe suplir las deficiencias de la generación en períodos de mantenimiento en El Guri, explicó el ingeniero electricista, Isnaldo Jiménez Belmonte.

Pero hay otras plantas termoeléctricas. La del Zulia con una capacidad de mil 800 megavatios de las que 700 están fuera del sistema y Tacoa en Caracas que aporta solo mil 50 megavatios de la dos mil 126.

El embalse El Guri, junto a las represas Macaguas 1, 2 y 3 y Caruachi generan 16 mil megavatios y la demanda promedio del país es de 17 mil 817 megavatios. Actualmente el nivel del agua está en la cota 247, al llegar a 244 inicia la criticidad, pero es en 240 donde se deben apagar las turbinas, y se hará necesario el racionamiento de al menos cinco mil megavatios. “El nivel de El Guri se reduce 16 centímetros diarios”.

Crisis predecible

El colapso pudo evitarse. Jiménez Belmonte detalló que con mantenimiento preventivo a las termoeléctricas el fenómeno natural El Niño no afectaría el suministro eléctrico. “Si Planta Centro con casi 50 años de vida y tratada al descuido aún puede aportar alrededor de 400 megavatios, con una inversión oportuna pudiera estar al 100%”. Lo mismo aplica para el resto de las termos del país.

En 2011 Corpoelec ha debido instalar nueve mil megavatios con las plantas de generación distribuidas que se repartieron por todo el país, pero solo se pusieron en funcionamiento mil 870 de los que actualmente solo 50% está operativo actualmente. Las razones de esa irregularidad se desconocen.

Para el ingeniero por ahora no hay otra solución que los racionamientos. Pero el Ejecutivo tiene que invertir. “Se debe recuperar Planta Centro y la termoeléctrica del Zulia. También debe pensarse en la instalación de una nueva planta a gas en Guárico o Anaco y poner en marcha el plan anunciado en 2006 de incrementar 700 megavatios por año”.

Terminales sin luz

Se conoció que en horas de la tarde en el terminal Big Low Center de Valencia hubo una suspensión en el servicio eléctrico lo que dejó totalmente a oscuras las instalaciones de la estación de pasajeros.

Usuarios de las rutas de transporte manifestaron su temor a que se puedan generar hechos delictivos y que repunte la inseguridad en el terminal debido a la oscuridad que se generó.

 

EC