¡Si es que la encuentran! Lo que harán firmas falsificadas para referendo

A- A A+
mayo 04
/ 2016

Aunque el presidente Nicolás Maduro dijo “estar preparado para lo que venga”, volvió a insistir con que el referendo revocatorio no es una obligación sino una opción, que además prácticamente descartó. Además, amenazó con que penalizarán las firmas falsificadas que se usaron en la solicitud de referendo revocatorio.

“Firma falsificada, demanda de resarcimiento que voy a meter contra la MUD. Firma falsificada demanda asegurada, para que se dejen de trampas. Tengo tres años y no me han dado un segundo de tranquilidad. ¿Y ahora van a sabotear lo que queda de mandato? No y no…Esta fuerza revolucionaria dice no a la desestabilización del país”.

El mandatario nacional avecinó un ambiente de terror por la consulta pública que ha pedido la oposición para revocarlo. “Ya estoy viendo este desastre que va a emerger por este intento de la oposición de activar el referendo”, agregó.

Todas estas acciones que ha decidido el Gobierno en los últimos días, según Maduro, se han hecho para “defender la paz, para que cesen las persecuciones contra el Poder Electoral y garantizar que no haya fraude en esta oportunidad. Yo estoy listo para lo que venga…No podrás conmigo imperio, pa´ que lo sepáis, Venezuela seguirá su marcha en paz”.

“Nadie va a meter gato por liebre, trampa, como hubo hace 12 años. Tenemos al frente a una cuerda de demagogos, farsantes, si su interés fuera Venezuela hubieran aceptado todos mis llamados al diálogo, en 2013, 2014 y 2015”, agregó. Asimismo, acusó al presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, de querer convertir a Venezuela en un país mendigo.

Una vez más le habló al chavismo descontento: “El que haya desfallecido de las fuerzas revolucionarios despierte, compadre. El que esté un poco molesto… Bueno los problemas por los que usted puede estar molesto solo los puede resolver y afrontar la revolución bolivariana. Ni Ramos Allup ni nadie va a resolverle sus problemas. Ellos tienen sus empresas y el alma perversa”.

 

TC