¡Se veía venir! Salarios se verán afectados por el nuevo horario en los centros comerciales

A- A A+
febrero 10
/ 2016

La presidenta del Consejo del Comercio y los Servicios de Venezuela (Consecomercio), Cipriana Ramos, aseguró hoy que la reducción de la jornada de los centros comerciales a solo cuatro horas diarias, para adaptarse al racionamiento eléctrico en el país, compromete salarios de empleados y pagos de alquiler.

“En un momento de crisis, en el que se necesita trabajar más, vamos a trabajar menos”, agregó Ramos en entrevista con la emisora privada Unión Radio e indicó que gremios como el Colegio de Ingenieros advirtieron en varias ocasiones al Gobierno sobre la deficiencia en servicios públicos, como agua y electricidad.

Varios centros comerciales anunciaron que desde el próximo miércoles reducirán su jornada a cuatro horas, de 15.00 a 19.00 hora local (19.30 a 23.30 GMT) de lunes a viernes, para adaptarse al racionamiento impuesto por el ministerio de Energía Eléctrica, que consistirá en cortes de energía entresemana entre las 13.00 y las 15.00 horas y entre las 19.00 y las 21.00.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, explicó que los centros comerciales deberán autogenerar electricidad en los horarios de cortes eléctricos, algo que, afirmó, establece la legislación venezolana desde 2011.

“El Ministerio de Energía Eléctrica no está imponiendo horarios de trabajo”, aclaró.

Según Motta, las medida tiene el objetivo de ahorrar electricidad pues la principal central hidroeléctrica venezolana, “Simón Bolívar”, tiene un nivel de agua de 8 metros por debajo del promedio.

Según el ministro de Ecosocialismo y Aguas del país, Ernesto Paiva, la sequía provocada por el “El Niño” ha hecho que los 18 mayores embalses con los que cuenta Venezuela estén “muy cerca de la línea roja” o alcancen “niveles críticos”.

Por ello, además de cortes de energía programados también en sectores residenciales, desde el pasado 4 de enero se implementó un plan de “suministro equitativo” que implica, según Paiva, la “corrección de las fugas de agua” en los acueductos del país y el racionamiento del servicio entre 5 y 6 días a la semana en los que las válvulas son abiertas solo en horas de la mañana.

SM