¡Se revelaron! “61 Militares activos” responden al Ministro de la Defensa y al Presidente de la AN

A- A A+
enero 20
/ 2016

“Militares activos” responden al Ministro de la Defensa y al Presidente de la Asamblea Nacional

Este es este comunicado de “militares activos”

A la Ciudadanía de Venezuela.
Respuesta al Ministro de la Defensa GJ. Vladimir Padrino y al Presidente de la Asamblea Nacional Dip. Henry Ramos Allup.
Comunicado. –

Bajo la fe de la Providencia Divina que cubre a nuestra Venezuela.
Sin ánimo de ser contestatario de oficio, cuando se emiten ante la opinión pública afirmaciones u opiniones que no solo distan de la realidad sino que además relajan flagrantemente lo preceptuado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pretendiendo con ello hacer del texto magno letra muerta, se hace necesario dar respuesta ya que a todo evento resulta una transgresión grave, dada la importancia de la misma, toda vez que la Constitución es la norma fundamental de nuestro Estado soberano, que contiene las bases jurídicas indispensables desde donde se edifican los poderes del estado y las funciones de los mismos.

Siendo consecuentemente el entendimiento, el respeto y la interpretación a la Constitución y a las leyes, lo que permite medir el desarrollo de cada Estado. Al respecto y frente afirmaciones dadas por el G.J Padrino López: “Los soldados estamos orgullosos de ser, sentirnos y llamarnos Bolivarianos. ¿Qué venezolano podría no presumir de este signo originario?”

Es propio observar que son justamente los soldados y hombres de armas del país nacional los que pueden como cualquier otro venezolano estar orgullosos de ser y sentirse Bolivarianos; pero NO de llamarse Bolivariano, y menos como signo originario, visto que su origen, el de las Fuerzas Armadas no es otro que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, misma que en su artículo 328, consagra:

Artículo 328. La Fuerza Armada Nacional constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la Nación y asegurar la integridad del espacio geográfico, mediante la defensa militar, la cooperación en el mantenimiento del orden interno y la participación activa en el desarrollo nacional, de acuerdo con esta Constitución y con la ley. En el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna. Sus pilares fundamentales son la disciplina, la obediencia y la subordinación. La Fuerza Armada Nacional está integrada por el Ejército, la Armada, la Aviación y la Guardia Nacional, que funcionan de manera integral dentro del marco de su competencia para el cumplimiento de su misión, con un régimen de seguridad social integral propio, según lo establezca su respectiva ley orgánica.

Por lo que de manera indubitada conocemos que el nombre de nuestro órgano militar conformado por todos sus cuatro componentes, es FUERZA ARMADA NACIONAL, y no contiene el vocablo Bolivariana. Más aún el hecho de que las Fuerzas Armadas Nacionales fundamenten su patrimonio moral en la doctrina libertaria de Bolívar, es cosa muy aparte que nada tiene que ver con la denominación y nombre del órgano militar. Luego en el entendido de que cada uno de los componentes y a su vez los cuatro en su conjunto quedan sujecionados a dicho nombre, FUERZA ARMADA NACIONAL, constituye una aberración inexcusable que un hombre de armas con el grado de General en Jefe, Vladimir Padrino López, formado para el ejercicio de sus funciones de acuerdo con la Constitución y la ley, exprese: “Siempre seremos Guardia Nacional Bolivariana, Revolucionaria, Socialista, Antiimperialista y profundamente chavista”

Desconociendo el mandato expreso de la Ley que estatuye que el cumplimiento de sus funciones, está al servicio exclusivo de la Nación y en ningún caso al de persona o parcialidad política alguna.
Como quiera que para todo hombre de armas los pilares fundamentales deberían ser el respeto a la Ley, la disciplina, la obediencia y la subordinación, rechazamos contundentemente con todo vigor y fuerza, su postura parcializada y sumisa al poder Ejecutivo Nacional, que constituye una afrenta a los hombres de armas y no recoge el sentir general de estos, especialmente a los de la Guardia Nacional quienes profesan el honor como divisa.

Con conductas como las de este general, los principios constitucionales quedan pisoteados y reflejan de esta manera que lo que impera es un Estado forajido, donde un pueblo desarmado solo con sed de justicia, queda huérfano de los hombres que se supone están para defenderlo y protegerlo. No más ultraje a nuestra honorable FAN por un grupo de militares que perdieron el valor y el amor a la patria.

Somos FUERZA ARMADA NACIONAL, ni Bolivariana, ni Revolucionaria, ni Socialista, ni Antiimperialista, ni profundamente chavista. No tenemos Ningún Comandante Supremo; pertenecemos a la FUERZA ARMADA NACIONAL y no tenemos otro Comandante en Jefe más que el que estatuye la Ley.

Para incrédulos que piensan que la FAN es chavista o madurista y que defenderán la llamada revolución de este régimen, les recordamos que ya el 6D se expresaron y defendieron el voto popular. No fue el atorrante GJ. Padrino López, fue la mayoría militar democrática que, a través de hacer valer su deber en todo el territorio nacional, salvando algunas excepciones, conminaron a acatar el mandato popular. Queremos expresarle muy respetuosamente al Diputado Ramos Allup, como a todos los que hoy representan a nuestra población desde el cenáculo legislativo de la nación, no tema que militares como quienes nos pronunciamos hoy, con amplio y solido pensamiento institucional, puedan irrumpir contra lo establecido constitucionalmente y por vía del mandato popular. Sin embargo, reconocemos como la mayoría de los venezolanos que en Venezuela se ha trasgredido el Estado de Derecho, afectada nuestra soberanía en el marco de la Seguridad y Defensa que vergonzosamente tenemos que reconocer, pérdida de las instituciones en ejercicio de su servicio a toda la nación, pérdida de la autonomía de los poderes públicos y fundamentalmente derivado de estos aspectos mencionados, pérdida del Sistema Democrático estatuido en la Constitución.

Es importante resaltar que la escasez de alimentos, medicinas y productos de higiene personal se ha venido agravando y nos ha obligado a todos a realizar largas colas para adquirir dichos productos, adicional de que existe un sistema que impide la compra normal de productos y se debe cumplir unos límites establecidos por personas y por periodo de tiempo por cada rubro. Los militares en su gran mayoría con nuestra familia, no estamos exentos de esta crisis nacional.

Venezuela está ubicada como el país más inseguro del mundo, se ha dejado a los venezolanos en un estado de indefensión, a merced de bandas armadas presentes a lo largo y ancho del país, donde asesinan a las personas hasta para quitarles un par de zapatos, y es lamentable que la política pública que se ha implementado no haya sido para resguardar la integridad de los venezolanos y sus bienes, sino que se han enfocado en confrontar y perseguir a la disidencia política. No queremos seguir siendo parte de esta obra nefasta de más de quince años. Consecuencia que ha sumido a Venezuela en la actual CRISIS NACIONAL que amerita reflexivamente la asunción de responsabilidad de parte de todos los venezolanos e instituciones para llevar a cabo la restauración de la Democracia y de una Venezuela que realmente sea para todos los venezolanos sin distingo de nada. Observamos en Ud., Diputado Ramos Allup, la autoridad legítima de mayor reconocimiento nacional para asumir en este tiempo tan duro para nosotros, el liderazgo de transición junto al resto de diputados electos por un cambio.

Tenga la más absoluta seguridad que haremos valer las decisiones enmarcadas dentro de la constitución y por mandato popular. No somos militares del pasado, como creemos que ya es tiempo de políticos renovados y conscientes de su responsabilidad para el pueblo a quien se deben como nosotros. No tema diputado que el cumplimiento de nuestro deber constitucional dará lugar a imponernos por encima de lo cívico y democrático, desconociendo la Constitución y ese mandato popular. Pero sí demandamos de Ud., como lo hace hoy la mayoría de la población, que haga valer la autoridad legislativa ante la necesidad de atender y comenzar a dar solución a esta CRISIS NACIONAL. Allí encontrará a los militares institucionales de los cuales Ud., habló y sin deliberar al respecto, más que cumplir con su deber, están dispuestos a estar en la calle si ese fuera el llamado para restituir la República.

Apoyamos este pronunciamiento por defender los principios constitucionales y a su vez llevar tranquilidad tanto a la población civil como militar, ya que las palabras pronunciadas por el GJ. Padrino López causaron honda preocupación por su gravedad. Queremos ser una Fuerza Armada Nacional verdaderamente profesional y abocadada al ejercicio de sus funciones establecidas, que cumpla con su mandato constitucional, que nunca más sea utilizada con favor a parcialidad política y como brazo armado en contra de la población, en detrimento de sus derechos y libertades.
Conscientes de lo expresado acá y bajo refrenda, que por obvias razones no podrán ser mostradas, sesenta y un militares activos de los cuatro componentes, damos fe de estas palabras y dispuestos asumir la absoluta responsabilidad de lo expresado, así como de acciones que conlleven su publicación y difusión. Pedimos mucha fe a nuestro pueblo y tengan la plena seguridad hay el reconocimiento de los errores cometidos.

Al resto de compañeros de la FAN pedimos puedan asumir estas palabras y hacerlas valer con el juramento que un día hicieron ante el Pabellón Nacional, ante la Constitución, Institución que representan, la Patria que han de defender y su Familia a quien deben legar un amor y ejemplo de servicio.

Dios y Patria Venezuela

ATM/CD