¿Se lo perdió? Vea el indolente regaño y la amenaza de Rafael Correa a los damnificados

A- A A+
abril 25
/ 2016

 El presidente Rafael Correa no recibió con agrado el reclamo que le hizo un grupo de damnificados por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Richter que sacudió Ecuador el pasado sábado. El primer mandatario al escuchar el reclamo por la carencia de agua en Manta respondió adviertiéndoles que si perdían la calma irían detenidos.

Correa comenzó a explicar a los damnificados cómo estaba organizada la entrega de agua y víveres, pero como seguían los reclamos, pidió que no lo interrumpan y les dijo: “A ver señores, estamos en emergencia nacional. Aquí nadie me pierde la calma, nadie grita o lo mando detenido, sea joven, viejo, hombre o mujer. Nadie me empieza a llorar ni a quejárseme por cuestiones que falten, a no ser seres queridos que hayan perdido”.

 

EC