¡Se empavó! Pablo Iglesias no logra la simpatía de los españoles

A- A A+
junio 10
/ 2016

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, no logra hacerse con la simpatía de los españoles pese a que su partido vuelve a subir como la espuma en las encuestas previas a las elecciones generales que se celebrarán el día 26 en España.

El sondeo publicado hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS, estatal) lo sitúa como el segundo líder peor valorado, dentro de las grandes formaciones. Solo Mariano Rajoy, del Partido Popular (PP), despierta menos simpatía que él tras cuatro años de recortes y corrupción.

Iglesias, de 37 años, suspende con una nota de 3,41 a pesar de haber suavizado su discurso en los últimos meses, haber rebajado el tono e incluso haber añadido recientemente la corbata a su informal atuendo, en el que su coleta destaca como signo de identidad.

Al politólogo, que se dio a conocer entre el gran público gracias a su participación en debates políticos en televisión, le cuesta desembarazarse de su imagen de “soberbio” y “prepotente”, que preocupa a su partido.

“¿Mis debilidades? Peco de arrogancia y soberbia”, llegó a decir en 2015 en una entrevista.

Tampoco Rajoy consigue conectar con los ciudadanos, a pesar de que su partido se mantiene a la cabeza en los sondeos. Con un 3,09 de nota, su imagen sigue lastrada por los casos de corrupción que salpican a su partido y por las decisiones de su Gobierno en los años más duros de la crisis económica en España.

Ninguno de los cuatro grandes líderes políticos del país aprueba. Con un 4,17 de nota, el más apreciado por los españoles es el liberal Albert Rivera, líder de Ciudadanos. Le sigue el socialista Pedro Sánchez, rozando el 4.

Como el mejor valorado de todos repite Alberto Garzón, con un 4,17 de nota. El líder de Izquierda Unida (IU), de 30 años, se ha convertido en el gran aliado de Iglesias, con quien concurre a las urnas en la coalición de izquierdas Unidos Podemos.

“Queredme menos, pero votadme más”, dijo el joven político tras los comicios españoles de diciembre, cuando su partido obtuvo casi un millón de votos y solo dos diputados.

SM