¡Se adelantó! Maduro habla con Castro antes de que Obama aterrice en Cuba

A- A A+
marzo 18
/ 2016

El presidente Nicolás Maduro se reúne este viernes con Raúl Castro en Cuba, su mayor aliado político en la crisis que enfrenta Venezuela, en vísperas de la histórica visita que realizará el mandatario Barack Obama, a quien Caracas acusa de alentar el “golpismo”.

Maduro llegó a La Habana en la madrugada de este viernes acompañado por su esposa, la diputada venezolana Cilia Flores.

En el aeropuerto fue recibido por el vicepresidente Miguel Díaz-Canel, según mostró la televisión estatal. El diario oficial Granma destacó que Maduro “sostendrá conversaciones oficiales” con su homólogo Raúl Castro.

“Venimos con todo el espíritu de ordenar muy bien el plan de cooperación, de trabajo conjunto, para el 2016, y la visión de largo plazo”, dijo el presidente venezolano.

Maduro, que esta semana volvió a acusar a Obama de “dar luz verde” al golpismo, visitó la isla en octubre antes de que se agudizara la crisis política y económica de Venezuela.

En enero la oposición venezolana asumió la mayoría parlamentaria, por primera vez en 17 años de hegemonía chavista, y hace poco lanzó una estrategia combinada para acortar el período de Maduro que incluye un referedo revocatoria y movilizaciones.

En medio de la lucha de poderes, Obama renovó un decreto que considera a Venezuela como una “amenaza inusual y extraordinaria”, figura que empleó hace un año para imponer sanciones a funcionarios venezolanos señalados por Estados Unidos de cometer violaciones de derechos humanos.

Maduro ha repudiado en todos los tonos esa decisión y recabado el apoyo firme de Cuba, que en 2015 restableció relaciones diplomáticas con Estados Unidos tras más de medio siglo de enfrentamiento a la luz de la Guerra Fría.

En una declaración transmitida en vivo por la televisión cubana el jueves, el canciller Bruno Rodríguez destacó que La Habana tiene “grandes diferencias” con Washington sobre Venezuela, y reiteró la “enfática, irrestricta y plena solidaridad” de su país con el gobierno de Maduro.

“Reiteraremos al gobierno de Estados Unidos nuestro reclamo de que aquella Orden Ejecutiva ( 13692 de Washington) recientemente renovada, que califica a Venezuela como una amenaza inusual y extraordinaria a la seguridad nacional de Estados Unidos, que no tiene justificación, que es arbitraria y agresiva, sea eliminada o abrogada”, apuntó Rodríguez.

Al mismo tiempo el canciller advirtió que Cuba no negociará con Estados Unidos ningún cambio en su política comunista por la visita de Obama, quien cuestionó hace poco la falta de libertades en la ilsa.

Obama, primer presidente de Estados Unidos que visitará Cuba en 88 años, llegará el domingo para una visita que se extenderá hasta el martes, y en la que tiene previsto hablar con Raúl Castro, pronunciar un discurso para los cubanos y reunirse con disidentes.

La visita de Obama difícilmente estará ausente de las conversaciones de los mandatarios aliados de Cuba y Venezuela.

Oficialmente, Maduro pasará revista a las estrechas relaciones políticas con Cuba, que depende en buena parte del petróleo que le suministra Venezuela.

El mandatario venezolano anticipó que firmará varios acuerdos de cooperación y revisará con su aliado “los elementos estratégicos de una cooperación que se transformó en hermandad”, dentro del marco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Asimismo, vamos a “hacer una propuesta de una visión de largo plazo 2016-2030, que incluya estructuralmente toda la colaboración económica, financiera, energética, y la estabilidad en el desarrollo de la región”, enfatizó.

AFP/LP