Se acabó el tiempo; Por César Miguel Rondón

A- A A+
junio 07
/ 2016

Por fin las puertas de Ramo Verde se abrieron para que Leopoldo López, en más de dos años, pudiese recibir la visita de alguien distinto a sus abogados y familiares. Le visitó el ex presidente español José Luís Rodríguez Zapatero, quien, como se sabe, lleva adelante una importante misión procurando la salida a la crisis venezolana.

“De muchos presidentes que han intentado visitarme en más de 2 años, el presidente Zapatero ha sido el único autorizado por el gobierno”, escribió Leopoldo López en un tuit. También destacó: “El gobierno debe autorizar la visita de la Conferencia Episcopal, de la Unidad y de todos los ex presidentes que lo han solicitado”. Es decir, el curioso privilegio no ha de ser sólo para Rodríguez Zapatero. En otro tuit: “El cambio constitucional en este 2016 por el que tanto hemos luchado no puede ser intercambiado por nada, el pueblo quiere revocatorio 2016”. Esto a propósito de los rumores que han corrido asomando que se estaría jugando con la posibilidad de liberar a los presos políticos a cambio de no hacer revocatorio este año. Probablemente se lo plantearía Rodríguez Zapatero. En otro tuit: “Le expresé que ninguna conversación o dialogo puede estar por encima del interés mayor, lograr el cambio constitucional en este 2016”. Lo cual ratifica el punto anterior. Otro: “Un dialogo es para darle soluciones reales a los venezolanos. Por eso debe haber condiciones claras, como las planteadas por la Unidad”. Tuit importante porque ratifica plenamente que todo está en el consenso de la MUD, no fuera de ella. Y para finalizar: “También la importancia de que dialogo no puede ser para ganar tiempo porque el pueblo de Venezuela ya no tiene tiempo”.

Es lo que se pudo conocer de reunión tan importante como inesperada, y se conoció gracias a estos tuits de López. Con relación al encuentro, la otra información relevante que corrió en las redes es la que señala a Jorge Rodríguez como el personero gubernamental que lleva al español a Ramo Verde. De confirmarse, Rodríguez, más que Alcalde de Libertador, se afianza como un personaje que está muy por encima de muchos ministros y vicepresidentes. Si estuvo presente en la reunión, no lo sabemos, Leopoldo López no hace ningún tipo de alusión al respecto. Pero si en efecto fue el emisario que llevó al ex presidente, la pregunta entonces queda abierta y es pertinente: ¿por qué Jorge Rodríguez?

Por otra parte, es bueno detenerse en la frase de Leopoldo: “Venezuela ya no tiene tiempo”. Y con el paso de las horas la situación se agrava terriblemente. Hoy, por ejemplo, se leen noticias tan alarmantes como estas: El Nuevo País, “Comida inalcanzable. Los CLAP aceleraran el desabastecimiento y lo poco que habrá será a precios descomunales”. E ilustra su primera página con los estragos de un saqueo en un supermercado Bicentenario en Maturín: “300 personas se encontraban en las afueras y cuando les dijeron que no serían atendidos se produjo la turba, rompieron la santamaría…” El resto usted se lo puede imaginar. En Margarita, se lee en La Hora: “La Guardia Nacional Bolivariana reprime protesta por comida en Unicasa. La situación en el Unicasa en la Avenida Bolívar fue mostrada en un video a través de twitter, donde se veía gran cantidad de personas siendo dispersadas por la Guardia Nacional Bolivariana con gas lacrimógeno y perdigones, luego de un intento de saqueo”. En el Estado Miranda, informa La Voz: “Atacan a comisión de Polimiranda cuando verificaba un saqueo en El Tambor”. En El Estímulo se reseña esto que ocurrió en el Táchira: “Una turba saquea camión y galpón de alimentos. El suceso se inició la noche de este domingo cuando un grupo de personas, aprovechando los apagones de luz debido al racionamiento eléctrico, interceptaron un camión de la empresa Carnes Venezuela. Luego del ataque le prendieron fuego a la unidad, para proseguir con el saqueo de los galpones vecinos de donde sustrajeron arroz, azúcar, entre otros alimentos.” Y ante todo esto, ¿quién acude? Pues la Guardia Nacional Bolivariana.

Se pregunta hoy Rafael Poleo en su nota editorial de El Nuevo País: “¿Padrino movilizará los tanques contra la gente hambrienta?“ Siento que la pregunta es por demás pertinente. Por otra parte, en Konzapata.com, Ramón Guillermo Aveledo afirma: “A la Fuerza Armada Nacional le va a tocar la tarea amarga de la represión”. Pareciera que los militares ya no tienen una segunda opción.

¿A dónde va a llegar esto? No lo sabemos. Pero, como bien dijo Leopoldo López, el tiempo se acabó y hay que proceder con celeridad. Y este mensaje es en especial para el chavismo que controla al Ejecutivo, al Tribunal Supremo de Justicia y, muy especialmente en estas difíciles circunstancias, al Consejo Nacional Electoral. ¿Le estarán dando observaciones al respecto, consejos prácticos y urgentes, a Nicolás Maduro allá en La Habana? Ojalá.