¡Revelador! Salen a la luz documentos sobre torturas a los detenidos en Guantánamo

A- A A+
marzo 06
/ 2016

El diario británico ‘The Independent’ informó del contenido de archivos desclasificados que incluyen intercambios confidenciales entre los políticos del Reino Unido y EE.UU., incluso entre el ex primer ministro británico Tony Blair y el expresidente George W. Bush, sobre el tratamiento dispensado a los detenidos británicos en la prisión de Guantánamo. Entre todos los documentos, las comunicaciones entre el exsecretario de Exteriores británico, Jack Straw, y el antiguo secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, son los de mayor importancia. En ellos, los políticos expresan interés y preocupación por el bienestar y la situación jurídica de los detenidos británicos en Guantánamo.

Según testifican los antiguos reos, funcionarios británicos asistieron, o, incluso participaron en los interrogatorios “extremos” llevados a cabo por los funcionarios estadounidenses. No obstante, continúa el litigio sobre la liberación de la documentación de inteligencia. Además, durante el proceso de búsqueda en el Departamento de Estado, fueron encontrados 12 documentos, no derivados de la inteligencia, que se mantuvieron clasificados. En ellos se explican las intervenciones de los políticos y funcionarios británicos en el tratamiento de los detenidos y los métodos de interrogatorio. Con relación a este tema, el Departamento de Estado informó: “Después de revisar los documentos, el Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth del Gobierno del Reino Unido pidió que los 12 documentos queden al margen de la divulgación pública”.

El grupo parlamentario del Reino Unido, que se ocupa de examinar la participación de Londres en la práctica estadounidense de entregas extraordinarias en las operaciones de lucha contra el terrorismo, recibió varias solicitudes en búsqueda de información respecto a departamentos y agencias de Estados Unidos, incluyendo el FBI, la CIA e incluso Interpol, en virtud de la libertad de información.

El grupo pidió al Departamento de Estado de EE.UU. archivos sobre “las circunstancias y el grado de participación (en los programas de entregas) del Reino Unido y sobre el control y tratamiento de los detenidos de EE.UU. Primero, el Departamento de Estado se negó a dar cualquier información relativa a los 12 documentos, pero después ofreció detalles incompletos del contenido.

ART