El reproche que hace EEUU a Maduro por no sancionar a Hugo Carvajal

A- A A+
junio 03
/ 2016

El Gobierno de Estados Unidos destacó este jueves que Venezuela mantuvo en 2015 un “ambiente permisivo” que favorece el apoyo a grupos terroristas y Colombia experimentó un “descenso” en la actividad terrorista, pese a que las FARC y el ELN siguen siendo las “principales” amenazas de Latinoamérica.

En el capítulo sobre Latinoamérica de su informe anual sobre terrorismo en el mundo, el Departamento de Estado sostiene que las principales amenazas para la región no provienen de grupos terroristas, sino de “organizaciones criminales trasnacionales”, ligadas en ocasiones al narcotráfico.

El Gobierno de Estados Unidos destaca que el grupo chií libanés Hizbulá sigue presente en la región y que más de cien individuos de Sudamérica y el Caribe han dejado sus países para luchar al lado del Estado Islámico, grupo que usa Latinoamérica como “área de apoyo financiero y moral”. Para Estados Unidos, la zona de la Triple Frontera, que conecta Argentina, Paraguay y Brasil, continuó siendo el año pasado un “importante nexo regional” de armas, drogas, tráfico de personas y lavado de dinero.

En el análisis específico sobre Venezuela, Estados Unidos asegura que continúa sin cooperar “completamente” con los esfuerzos antiterroristas de Washington y que el Gobierno del presidente Nicolás Maduro no ha tomado medidas contra altos funcionarios designados como cabecillas del narcotráfico por el Departamento del Tesoro.

En esa “lista negra” de tráfico de drogas del Tesoro destacan importantes figuras, como Hugo Carvajal, exdirector de la inteligencia militar venezolana y hombre de confianza del fallecido presidente Hugo Chávez, así como Jesús Rangel Silva, gobernador del estado Trujillo y exministro de Defensa. “Hay reportes creíbles de que Venezuela mantuvo un ambiente permisivo al apoyo a actividades que beneficiaron a conocidos grupos terroristas“, resalta el informe.

En concreto, el Departamento de Estado de Estados Unidos asegura que Venezuela apoyó a “simpatizantes” de Hizbulá, miembros ligados a las FARC y al ELN, así como militantes del grupo terrorista ETA. El informe reprocha que Venezuela no haya respondido a la petición del Gobierno español para extraditar al etarra José Ignacio de Juana Chaos, que está en busca y captura internacional desde 2010, y al que España reclama por un delito de enaltecimiento del terrorismo.

EC