¡Raro! Texana despertó de una cirugía hablando con acento británico

A- A A+
junio 25
/ 2016

En cierto modo lo inglés está de moda, y tras el llamado Brexit muchos verán potenciada la especificidad británica en el mundo. Pero de allí a despertarse un día en Houston, Texas, y sólo hablar con acento británico, no por imitación sino como algo normal y automático pese a no ser su habla original, hay un largo y extraño trecho.

Pero eso es lo que, según narra el periódico The Washington Post, le sucedió a Lisa Alamia luego de que salió de la anestesia tras someterse a una cirugía para corregir una desalineación de la mandíbula. Cuando comenzó a hablar tras la operación su voz sonaba literalmente extranjera, como la de una mujer nacida en tierras inglesas, al otro lado del Atlántico. Sus hijos y familiares se quedaron, por así decirlo, con la boca abierta.

Ella es desde luego no tenía conexión vital alguna que le hiciera tener un acento británico, pues nació y creció en Texas. Pero su acento sonaba inglés y, lo curioso, le salía como su modo natural de hablar.

Al principio, los médicos consideraron que la forma de hablar de Alamia era el resultado de las condiciones postoperatorias, una situación meramente física que se eliminaría con el paso del tiempo, pero más de seis meses después de su cirugía (que se realizó en diciembre de 2015), Alama continúa hablando como una londinense trasplantada a tierras texanas.

La explicación es otra y singular: como relató la televisora local KHOU, tras múltiples revisiones de parte de los médicos se concluyó que Alamia sufre el raro Síndrome del Acento Extranjero, un padecimiento neurológico que suscita que las personas hablen con, justamente, acentos ajenos al que tendrían por su costumbre y origen. Se trataría de un fenómeno muy poco común, pues en todo un siglo menos de 100 personas en todo el mundo han sido diagnosticadas con ese síndrome.

Al parecer, Alamia ya se ha adaptado a que la gente crea que su acento británico es fingido, que habla así por decisión propia. Y actualmente ella y su familia se habrían ya hecho a la idea de que Alamia seguirá hablando como una suerte de visitante londinense por mucho rato, pues aunque tienen esperanza de que ella recupere algún día su acento original, con su sabor texano y houstoniano, la realidad es que no saben si eso sucederá.

El Post indica que el Síndrome de Acento Extranjero se registra en ocasiones en personas con infarto o derrame cerebral, pero es muy raro que se dé por cuestiones de tipo psicológico. Los estudios médicos que le practicaron a Alamia no mostraron ninguna lesión u anormalidad cerebral. Es por ello que la causa de su acento es todavía un misterio.

Y desde luego tampoco hay respuesta a por qué ese padecimiento la impuso el acento inglés y no uno francés, alemán o lo que fuese. El Post, por ejemplo, cuanta el caso de una mujer en Indiana que tras sufrir un ataque cerebral habló un tiempo con acento francés y también el de un hombre en Texas que tras sufrir convulsiones comenzó a hablar también con acento londinense.

YH