Rafael Ramírez: “Nadie me ha dicho nada de una investigación en mi contra”

A- A A+
marzo 18
/ 2016

El embajador de Venezuela ante la ONU y expresidente de la compañía estatal petrolera PDVSA, Rafael Ramírez, no ha sido notificado de la investigación parlamentaria abierta en su contra y considera que es “víctima” de una “campaña”.

“Yo escucho por Twitter y por medios internacionales que hay una investigación contra mí, pero a mí nadie me ha dicho nada. Nadie me ha dicho de qué se me investiga, de qué se me acusa”, dijo Ramírez en una entrevista con Efe.

El pasado mes de febrero, el presidente de la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional (AN) venezolana, el diputado opositor Freddy Guevara, anunció la apertura de una investigación contra Ramírez por “presuntas irregularidades administrativas”.

Esas pesquisas toman en cuenta denuncias sobre el fondo de pensiones de PDVSA, la paralización de obras y daños, sobornos en contrataciones vinculadas con Ecopetrol y Petrobras, además del depósito de dinero en Andorra por ser “una triangulación para el lavado de dinero”, aseveró Guevara entonces.

El embajador, que fue presidente de PDVSA de 2004 a 2014, considera que se está intentando “socavar” su figura y su comportamiento que, aseguró, “siempre ha sido absolutamente honesto”.

“Tengo toda mi gestión perfectamente documentada y no sólo eso, sino que estoy profundamente orgulloso de lo que hicimos al frente de la industria petrolera”, señaló Ramírez, que recordó que medidas como el restablecimiento del control del Estado venezolano sobre el crudo le trajeron “muchos enemigos”.

El que también fuera ministro de la Energía y luego de Exteriores consideró que “si alguien en PDVSA ha cometido irregularidades” debe asumir sus consecuencias.

“Así como yo asumo las mías y las asumiré siempre. Yo siempre he dado la cara y tan pronto me notifiquen formalmente de qué se me acusa, que no sea una guerra de Twitter, allí estaremos como siempre defendiendo al comandante Chávez, defendiendo nuestra gestión”, indicó.

Ramírez insistió en que está “siendo víctima de una terrible campaña de manipulación” en su contra y calificó a los diputados que pretenden investigarle como “lo más desprestigiado que hay en Venezuela”.

El pasado año, la prensa estadounidense informó de que EE.UU. había lanzado una investigación sobre la posibilidad de que Venezuela haya usado la petrolera estatal PDVSA para canalizar miles de millones de dólares procedentes de sobornos.

En las informaciones aparecía mencionado Ramírez, aunque no se dejaba claro si era objetivo de las investigaciones.

Ramírez aseguró que tampoco tiene constancia del asunto más allá de lo aparecido en la prensa y recordó que el venezolano ha sido un Gobierno y un proceso político “asediado por grandes poderes”.

ND/EFE