¡Qué quiere Nicolás! ; Por Ismael García

A- A A+
mayo 19
/ 2016

Nicolás Maduro en la etapa final y agónica de lo que han denominado un proceso “revolucionario”, y a sabiendas de que los días de este gobierno autócrata y anticonstitucional están contados, enfila toda su artillería para colocar a los líderes de la unidad democrática como conspiradores de la patria, para así justificar la ola de represión y de violaciones de los derechos humanos que cada día son más recurrentes en Venezuela. Para eso se hizo de un Decreto de Estado de Excepción, para valerse así de toda clase de argucias y artimañas para quebrantar el hilo constitucional del país, con el único objeto de mantenerse en el poder a la fuerza y sin respaldo popular.

Nicolás Maduro quiere llevar al país a una tragedia nacional la cual el mismo construyó; cada día nos empuja hacía un despañadero histórico con un modelo político totalmente absurdo y fracasado que hoy tiene el 85% de rechazo de la población venezolana. Maduro en una actitud totalmente disociada de la realidad que vive el país, se empeña en echarle la culpa de la peor crisis jamás vivida en Venezuela en la era republicana, a factores externos que por más que quisieran no tendrían cómo afectar nuestra economía, porque es menester recordar, que en Venezuela todas las cabezas de los poderes del Estado, son militantes activos del PSUV, así que aquí lamentablemente se hace lo que la cúpula militar cívico del gobierno dispone.

Nicolás Maduro quiere llevar a cabo el cierre técnico de empresas Polar, como que si haber expropiado Aceite Diana, Café Madrid, Los Andes, entre otras al igual que lo hicieron con cuatro millones de hectáreas productivas le hubiese servido de algo para garantizar la alimentación del pueblo. Todo lo contrario, tenemos que recordar una y mil veces que esta revolución acabó con el aparato productivo del país y gran parte de la crisis que hoy vivimos se debe a esta medida populista que en nada nos fortaleció. Ahora escudándose en el Estado de Excepción, Maduro ha ordenado tomar las fábricas que estén paralizadas y poner presos a los empresarios que ceden la producción para “sabotear al mismo”. Por Dios, el gran saboteador de este país es el gobierno de Nicolás Maduro, que se ha dedicado a asfixiar a nuestros empresarios, negándole las divisas y la materia prima para operar.

Nicolás Maduro quiere propiciar un estallido social en niveles de excepción y un enfrentamiento de pueblo contra pueblo, porque producto del hambre, del desespero y de la indignación, la gente se ha lanzado a las calles a la caza de cualquier producto para medio comer, porque la escasez ha llegado a un 85% en los productos de la canasta alimentaria y los precios de huevos, carne, pollo, queso, enlatados, mortadela, verduras y lácteos es realmente inalcanzable para el 90% de los venezolanos que hoy muere de hambre.

Nicolás Maduro quiere apresar y usar la violencia, contra quienes hemos salido a las calles de todo el país, a exigir al Consejo Nacional Electoral que anuncie el cronograma para llevar a cabo el referéndum revocatorio y la fecha para verificar las huellas de más de 2 millones y medio de venezolanos que firmaron valiente e históricamente por la activación del mismo. Maduro quiere y promueve enfrentamientos y sangre al querer ser el dueño del municipio Libertador y utilizar funcionarios policiales que deberían estar en las barriadas cuidando a la gente; Maduro promueve la violencia al negar a los venezolanos el libre derecho de tránsito y de manifestaciones pacíficas consagradas en la Constitución Nacional.

Pues bien, te digo Nicolás Maduro, que no podrás y no tendrás tiempo de ejecutar esta política de exterminio contra la democracia venezolana y el Estado de Derecho, porque más temprano que tarde, en este país se va a producir un cambio que queremos sea por la vía constitucional y pacífica a través del referéndum revocatorio. La unidad democrática junto al pueblo venezolano, no vamos a acatar ese decreto de Estado de Excepción, porque no vamos a ser cómplices ni avalaremos un apuñalamiento contra nuestra Constitución nacional.

Ismael García

Diputado a la Asamblea Nacional

PJ-Unidad Democrática

@ismaelprogreso