¿Qué tal? “No hay pacto ni conciliación con la burguesía”

A- A A+
mayo 19
/ 2016

El segundo del chavismo, Diosdado Cabello, aseguró este jueves que su partido no hará “pacto ni conciliación con la burguesía”, en referencia a la oposición venezolana, horas después de que el expresidente del Gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, hiciera gestiones para iniciar un diálogo entre ambas partes.

“Cada día debemos tener mas claro (que) no hay pacto ni conciliación con la burguesía ni con la derecha. No hay ningún tipo de acuerdo que vaya en contra de los intereses de este país”, dijo Cabello en medio de un acto del partido de gobierno que fue televisado desde el mayor teatro de Caracas.

“La derecha venezolana que escoja cuál es la música. Nosotros los acompañaremos, pero después no vale pedir tiempo. Si la cosa es democráticamente, con elecciones, ahí estaremos. No le tenemos miedo a ninguna elección. Si la cosa es en la calle… ¿Le tenemos miedo los chavistas a la calle?”, preguntó a los presentes, quienes respondieron con un sonoro “no”. “Si a ellos mañana se les ocurre la locura de sacar un fusil nos encontrarán en la calle, porque para allá van, pareciera, en su desespero”, añadió Cabello.

En Venezuela hay “dos modelos totalmente excluyentes”, el socialista, que impulsa el chavismo, y el “capitalista” de los opositores, señaló el también diputado.

Zapatero y el expresidente dominicano, Leonel Fernández, se reunieron durante dos días con el gobierno venezolano y la oposición para buscar destrabar la lucha de poderes que mantiene paralizada y en crispación a Venezuela.

El camino para el diálogo será “largo y difícil”, reconoció Zapatero.

El gobierno de Nicolás Maduro no ha emitido comentarios tras reunirse con Zapatero, pero la oposición, agrupada bajo la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), difundió un comunicado en el que pide se priorice la activación del referendo revocatorio contra el Presidente venezolano.

Estos eventos se producen, además, en un escenario de severa crisis política, social y económica en el país, recuerda la agencia de noticias.

EFE/EE