¿Qué tal? Magistrada Morales: Al desacatar el TSJ, todos los actos de la AN son anulables

A- A A+
enero 08
/ 2016

En caso de que la representación de la Unidad en la Asamblea Nacional mantenga la posición de irrespeto al TSJ, la acción jurisdiccional tiene la capacidad de revisar la legitimidad o constitucionalidad de cualquier acto.

La magistrada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Luisa Estella Morales, declaró que la juramentación de los tres diputados del estado Amazonas impugnados por el TSJ a través de una medida cautelar, no es más que un desacato y muestra de desobediencia al órgano jurisdiccional.

“Es un estado de rebeldía frente a una decisión judicial y tiene sanciones. El día que las leyes y sentencias no se cumplan, pierde fuerza el derecho”, aseveró la jurista en VTV.

La magistrada confirmó que los actos o normativas que ejecute la mayoría de la Unidad en la AN, pueden ser sometidos a anulación, ya que los desacatos tienen sanciones en la ley.

“Los actos de la AN son anulables. Debe demandarse la nulidad, con la presencia espuria de miembros que no deberían estar allí porque ya el Poder Judicial los sustrajo de la AN, cuando dijo que no deben ser juramentados hasta averiguar las irregularidades en Amazonas”, detalló Morales.

Esta medida cautelar se dictó para prevenir que se constituyera una mayoría espuria, ante las incongruencias de la elección en el estado Amazonas, indicó Morales, quien además recordó que no es la primera vez que se produce un antecedente jurisprudencial en ese estado, con lo cual hay mayor suspicacia en la investigación del caso: En el año 2000, el entonces candidato a la gobernación, Liborio Guarulla, solicitó la anulación y repetición de las elecciones.

Para ese momento según explicó la magistrada, el TSJ declaró parcialmente con lugar el recurso contencioso electoral interpuesto y obligó a nuevas elecciones que resultaron en la elección del actual mandatario regional.

La magistrada comentó que el TSJ cumplió con la ley al aplicar sanciones a dos alcaldes en el 2014, cuando desacataron la sentencia emitida y continuaron promoviendo las acciones violentas conocidas como guarimbas.

En caso de que la representación de  la Unidad en la Asamblea Nacional mantenga la posición de irrespeto al TSJ, la acción jurisdiccional tiene la capacidad de revisar la legitimidad o constitucionalidad de cualquier acto. Morales recalcó que “La responsabilidad de los actos que se ejecuten en la AN la tiene la presidencia de la directiva”.

TC