¿Qué ocultan? Familiares de mujer asesinada en Táchira exigen al gobernador decir la verdad

A- A A+
junio 07
/ 2016

Madre e hija de Jenny Ortiz, quien habría fallecido producto de un impacto de perdigón en el pecho, le exigen al gobernador Vielma Mora, no burlarse de su dolor y dejar de intentar ocultar al responsable de lo ocurrido

La tristeza y la indignación los embargó durante el funeral. No entienden cómo la primera autoridad del estado Táchira no acepta que habría sido un funcionario policial del equipo Rayo, el que le habría quitado la vida a Jenny Ortiz, al propinarle un disparo de perdigón en el pecho.

La sala de su hogar ubicada en el Barrio Bolivariano de San Cristóbal, pasó de ser un lugar acogedor a albergar el ataúd donde ahora reposa su cuerpo. El llanto no abandona a su esposo, madre e hijos, quienes en todo momento piden que se haga justicia.

“Quieren ocultar la verdad. Ese día llegó mi hija de su trabajo, se estuvo un rato aquí y como el niño se había ido a jugar en una cancha, ella se fue. El niño llegó; pero como no la vio se fue a buscarla. Ambos se encontraron, no había luz y ellos desesperados corrieron. Me la mataron en presencia del niño. Él corrió a pedir auxilio y lo que le dijeron fue que ojalá se muriera. Agarraron al niño y los policías dijeron otro. Él como pudo se soltó y lo agarraron a patadas. Tiene muchos morados en la espaldita”, expresó María Esther Gómez, madre de Jenny.

Precisó que el resultado de la autopsia dio como resultado herida de perdigón, no de bala como lo habría declarado el Gobernador del Táchira, por lo que insiste que castiguen a los funcionarios que la asesinaron.

Por su parte, Jenny Mogollón hija de la fallecida, quien es enfermera, explicó que su mamá tuvo cinco orificios de entrada a nivel de cara, porque el perdigón al ser disparado se esparce. Hizo un llamado de atención al mandatario Regional Vielma Mora para que no oculte lo que ocurrió.

“Está intentando tapar. Está intentando que no se dé el nombre de quien le disparó a mi mamá y tampoco es así. Ya estamos cansados de que maneje todo a su antojo, que sea lo que él diga porque es Gobernador. Ya basta. Mi mamá era una persona, no un perro, no un objeto. Que no venga a decir el señor Gobernador que mi mamá estaba en saqueos, porque del lugar donde encontraron a mi mamá a los galpones, es bastante retirado”, manifestó.

Exhortó al mandatario a no perder el tiempo intentando ocultar lo ocurrido, porque el Cicpc recolectó las evidencias que indicarán de qué arma salieron los disparos.

EP