¡Que más queda! Esta es la nueva moda del venezolano en telefonía móvil

A- A A+
junio 02
/ 2016

La costumbre que tenían muchas personas de cambiar de celular con regularidad ha quedado en el pasado.

Desde hace aproximadamente dos años, los negocios de venta de teléfonos celulares han ido sufriendo una seria disminución en sus ganancias debido a que los equipos que se ofrecen son importados, y la mayoría de estos no son adquiridos con dólares preferenciales, lo cual eleva considerablemente los precios de los equipos.

Los precios de los celulares, no smartphones, no bajan de los 20 mil bolívares. Por otro lado, los de los teléfonos inteligentes se ubican desde los 50 mil bolívares, los de baja gama, y los más costosos se ubican entre los 600 mil.

Se necesita más de un sueldo mínimo para poder adquirir un equipo nuevo, así sea uno de los modelos más económicos.

Esto ha traído como consecuencia el auge de los negocios que se dedican a la reparación de teléfonos celulares. Las personas ahora prefieren gastar dinero en el arreglo de cualquiera que sea la falla que tenga su celular, antes que comprarse uno nuevo.

Otro factor que influye, es el de los altos índices de inseguridad en el país lo que ha originado que se haya popularizado el volver a utilizar esos equipos, que actualmente son considerados como antiguos.

“Las personas están reviviendo los celulares que tenían engavetados por la situación del país. Estamos volviendo a los dinosaurios”, afirmó Mauricio Zapata, dueño de Kitco Gold.

Por un lado están aquellas personas que prefieren salir a la calle con un celular “viejito”, antes que arriesgarse a ser víctimas del hampa por un equipo moderno y de más valor económico.

Tony Rodríguez, técnico de Dr. Electrónica Express, asegura que “la gente prefiere salir con un perolito, que no le van a robar, en vez de con un celular caro”.

También están aquellos que al ya haber sido atracados no les queda más opción que volver a utilizar sus celulares viejos debido a que no pueden permitirse el comprar uno nuevo.

Zapata comenta que muchos de sus clientes le cuentan cómo fueron robados, por lo que no les queda más remedio que recurrir a ese celular que tenían olvidado por lo que se lo llevan para que le haga la revisión y reparación necesaria.

Las causas más comunes por las que los equipos telefónicos son llevados a reparar son por haberse mojado o caído o porque les deja de funcionar el pin de carga, el audio, la pantalla táctil, o simplemente por un cambio de pila.

Asimismo, los costos de los servicios van a depender de lo que se necesite hacerle al equipo y del modelo del mismo. Una simple revisión cuesta mil bolívares y una pila cuesta entre 3500 y 4 mil bolívares.

“Las pantallas son lo más caro ahorita y pueden costar desde 20 a 150 mil bolívares. Todo depende del modelo del celular”, afirmó Alejandra Salas, quien trabaja en el local El Bendecido.

Entre los teléfonos celulares que más se reparan ahora se encuentran los distintos modelos de la marca Samsung, como los Galaxy S3 y S4. Además de los androids de diferentes marcas como Blu, Alcatel, LG, Huawei o ZTE. Sin olvidar a las famosos BlackBerrys , que no dejan de pasar de moda.

Aunque sus ingresos han aumentado, los negocios que se encargan de la reparación de teléfonos celulares también se han visto afectados por la crisis económica. Rodríguez considera que los precios de los repuestos con los que trabajan cada día suben más o se dificulta conseguirlos, por lo que es más duro sobrellevar el negocio.

EC