Saltar al contenido

¿Qué es la dieta volumétrica y en qué consiste?

2 junio, 2019

Si de crear nuevos hábitos alimenticios se trata, este es el mejor momento para incorporar a tu vida una forma eficaz de bajar de peso sin tener que hacer sacrificios injustos o pasar penurias que pongan en riesgo tu salud.

La dieta volumétrica tiene como premisa lograr que bajes de peso consumiendo alimentos ricos en fibras y agua (alimentos bajos en calorías). Su secreto radica en la ingesta de comida que proporcionen una rápida sensación de saciedad y que puedan ser consumidos voluntariamente por la persona.

Este famoso plan de alimentación ocupó el segundo lugar en el ranking de las mejores dietas para adelgazar, creada por la reconocida nutricionista americana Bárbara Rolls, esta dieta es considerada por muchos expertos como una de las dietas más saludables para perder peso.

Premisa de la Dieta Volumétrica

La dieta está basada fundamentalmente en las porciones grandes que llenan el estómago y que sacian, pero con alimentos bajos en calorías o baja densidad calórica. La densidad calórica (DC) viene siendo la cantidad de calorías por cada gramo en una determinada cantidad de alimentos.

De modo que es importante realizar una eficaz elección de alimentos según su DC para así perder peso de forma sostenible sin llegar a pasar hambre.

Así pues, la DC de una comida dependerá del contenido de fibras, agua, grasas, proteínas e hidratos de carbono para considerarse alta o baja en calorías.

Plan de alimentación según la Categoría

Los alimentos se dividen en cuatro categorías o grupos según su densidad energética.

En el grupo 1 tenemos a los alimentos con muy baja densidad calórica. Las verduras y frutas son las protagonistas en esta categoría. Podrás consumir a voluntad: tomates, champiñones, brócoli, leche descremada y caldos.

Para el segundo grupo tenemos a los alimentos bajos en densidad calórica. Aquí podemos encontrar a las frutas y vegetales con almidón, patatas, cereales y granos, así como los productos lácteos con bajo contenido de grasa. Estos alimentos son nutritivos pero su consumo debe ser moderado.

En cuanto al grupo tres tenemos a los alimentos de densidad media. Aquí recomendamos comer porciones más pequeñas todavía, ya que se caracterizan por ser altos en grasa y calorías. En este grupo podemos encontrar: la carne, queso, pizza, papas fritas, helados, pasteles.

Por último mencionaremos a los alimentos de la cuarta categoría, los cuales se caracterizan por su alta densidad calórica, deberán ser consumidos solo ocasionalmente.

Estos son: galletas, papas fritas, mantequilla, aceites, chocolate, frutos secos, dulces, aperitivos.

El truco está en consumir principalmente alimentos de las categorías 1 y 2, controlar la ingesta de alimentos de la categoría 3 y minimizar lo más posible las opciones de la última categoría.

Aprenda a realizar las sustituciones para su mayor beneficio

Estamos claros que el sueño de todos es poder comer grandes porciones de alimentos y no engordar, pues esta extraordinaria dieta te permite llenar tu plato, pero deberás ser sabio a la hora de escoger los alimentos.

Usa tu inteligencia y realiza la sustitución adecuada de los alimentos  que te puedan perjudicar la pérdida de peso.

Por ejemplo: del grupo 3 puedes sustituir las patatas asadas por patata dulce.

¡Mantener el equilibrio es la clave!

Incorporar esta dieta en tu vida te permitirá hacer nuevos hábitos alimentarios que sin duda te beneficiarán de manera significativa. Si deseas conocer más, haz clic acá.