¡Pura trampa! Conozca el plan del Gobierno para anular firmas de funcionarios públicos 

A- A A+
junio 17
/ 2016

Los sindicatos independientes del sector público alertaron que el gobierno y el Partido Socialista Unido de Venezuela adelantan un plan con el fin de anular las firmas de los empleados para el referéndum revocatorio a través de las nóminas de los organismos.

“El voto es secreto y la intención reflejada en la firma del revocatorio también lo es”, aseguró Servando Carbone, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público. Manifestó que la página de renuncia a la firma del Consejo Nacional Electoral viola el reglamento electoral, además de ser un mecanismo para amedrentar a los funcionarios.

El también coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores explicó que los directores y jefes de personal tienen la orden superior de bajar los números de cédula de las nóminas para introducirlos en la página del CNE, en la que la persona que firmó para el revocatorio puede arrepentirse y retirar su firma.

“La trampa está en que la renuncia (arrepentimiento) a la firma no se hace personalmente, sino por Internet. Además, una vez que se baja la planilla el elector es sacado automáticamente de la lista sin que el trabajador se entere”, refirió Carbone.

Esto explica, agregó, que los directores y jefes no hayan enviado todavía comunicaciones amenazantes a los empleados que estén bajo sospecha de apoyar el referéndum. Carbone sostuvo que la línea del presidente Nicolás Maduro al ente comicial de prolongar 15 días el proceso de validación de las firmas “es una presión adicional a los funcionarios que firmaron para que se retracten”.

Dick Guanique, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, indicó que la página del CNE es “la nueva presión del gobierno contra los empleados públicos por haber firmado”. Sin embargo, considera que la medida “no tendrá el mismo efecto del pasado, mediante una nueva versión de la Lista Tascón, porque los trabajadores están hartos de la mala situación económica que viven”.

José Matute, directivo del Sindicato del Instituto Nacional de Parques, señaló que existe un fuerte terrorismo laboral en la Administración Pública, pero que los trabajadores “a la hora de votar en el revocatorio lo harán contra Maduro, pues prácticamente ya no tienen nada que perder ante los bajos salarios, la escasez y la inflación”.

Betty Suárez, directivo del sindicato del Ministerio de Finanzas-Seniat, reveló que la persecución laboral en esos organismos “se ha vuelto más sutil. Ellos invitan al trabajador a ir a las marchas o a no firmar recordándole que de no hacerlo habrá consecuencias en las evaluaciones”.

EN