Saltar al contenido

Puigdemont alienta a “seguir adelante” de manera civilizada

2 abril, 2018
Puigdemont

El expresidente catalán Carles Puigdemont cumple una semana en la prisión alemana de Neumünster, desde donde llamó a “seguir adelante” sin violencia mientras la Justicia germana estudia su extradición a España, que lo reclama por los delitos de rebelión y malversación de fondos públicos.

“Continuamos con nuestra manera de hacer las cosas, que es la manera no violenta, la manera civilizada, la manera como hemos enseñado todos estos años al mundo cómo los catalanes hacemos las cosas”, dijo.

En su llamamiento, al que tuvo acceso el diputado Diether Dehm, del partido alemán La Izquierda, durante su visita hoy al líder independentista y Puigdemont instó a “no bajar la guardia ante un Estado que se comporta cada vez de una manera más autoritaria y cada vez recortando más derechos fundamentales”.

En declaraciones, Dehm afirmó que Puigdemont, con el que pudo entrevistarse junto a la también diputada de La Izquierda Zaklin Nastic, “se siente optimista” y “está animado”, aunque “tiene un gran temor a su extradición”.

“Tiene miedo a la Justicia española” y “naturalmente dice “no soy un criminal, sino un preso político”, citó Dehm a Puigdemont.

Al mismo tiempo aseguró que el expresidente autonómico confía en la Justicia alemana, también por el bueno trato recibido por parte de los funcionarios de la prisión de Neumünster.

En tanto, entre 200 y 250 simpatizantes del movimiento independentista catalán se manifestaron junto a la emblemática Puerta de Brandeburgo, en el centro de Berlín, para pedir la libertad de Puigdemont, convocados por la Asamblea Nacional Catalana (ANC).

La Fiscalía confiaba en tomar una primera decisión sobre la petición de extradición a España de Puigdemont después de Semana Santa (mañana todavía es festivo en Alemania) que deberá trasladar a la Audiencia Territorial de Schleswig, había explicado a Efe el vicefiscal general de Schleswig-Holstein, Ralph Döpper.

Es la Audiencia la que deberá tomar la decisión definitiva en caso de que la Fiscalía pida tramitar la extradición.

De ser así, las autoridades judiciales alemanas podrían determinar asimismo que Puigdemont salga de prisión y permanezca en libertad vigilada mientras se tramita el caso.

El tribunal de primera instancia de Neumünster determinó que Puigdemont debía permanecer en la cárcel mientras se estudiaba el caso al considerar que existía riesgo de fuga.