Saltar al contenido

¿Puede la comida ayudarte a concentrarte?

14 febrero, 2018

Mantener la concentración siempre ha sido un reto, pues las distracciones y los asuntos personales siempre permanecen presentes. Debido a este problema, la mayoría de las personas no son capaces de dar lo máximo de sí mismas cuando realizan una actividad tediosa. Por ello, es importante conocer las herramientas que tenemos para mejorar nuestras capacidades mentales y ser así más productivos.

Alimentos recomendables

Para poder rendir adecuadamente, es imprescindible seguir una dieta saludable que nos proporcione los nutrientes y vitaminas necesarios para nuestro día a día. Existen una serie de productos que resultan ideales para mantener la concentración, por lo que tomarlos antes o mientras se realiza una actividad, puede ser beneficioso. Uno de ellos es el arándano, que mejora nuestra memoria a largo plazo. Por otro lado, los aguacates son una magnífica fuente de vitaminas K, B y C que ayudan a que nuestra actividad cognitiva sea óptima. El té verde también es un gran aliado con una baja dosis de cafeína que conseguirá que dieta y salud vayan de la mano.

Hábitos para mejorar la concentración

La rutina diaria también influye en nuestro rendimiento mental, así que hay que procurar que nuestros hábitos sean los adecuados. Por un lado, es necesario conocer cuáles son perjudiciales, como por ejemplo pasar demasiado tiempo frente al televisor o mirar nuestro smartphone de forma reiterada. En un momento de estrés, es más adecuado realizar pequeños ejercicios, como concentrarse en abrir y cerrar los puños, sentarse firme en una silla o fijar la vista en un vaso durante unos minutos. Estas acciones te ayudarán a mantener una buena memoria que trabaje con rapidez. De igual forma, tener un buen horario de sueño hará que nuestra mente trabaje mejor.

Actividades beneficiosas

En los descansos del trabajo o durante nuestro tiempo libre, podemos tocar un instrumento musical que tengamos a mano o llevar a cabo una serie de juegos que mantendrán nuestra mente activa. Uno de ellos es el póker, una de las disciplinas que más concentración y práctica requieren. Para dar lo máximo de ellos mismos, los profesionales de este juego también mantienen unos hábitos especiales que son aplicables a los aficionados, como beber mucha agua o comer productos orgánicos. También puedes probar el ajedrez, que a pesar de su distinta mecánica tiene un efecto similar.

Conclusión

Lo estímulos a los que estamos expuestos hoy en día son numerosos, pero es fundamental que sepamos cómo lidiar con ellos. Entrenar la mente es la manera más eficaz de conseguir una memoria y una concentración ejemplares. Para ello, solo hemos de centrarnos en tener unos buenos hábitos, comer alimentos como el aguacate y realizar actividades recomendadas de vez en cuando.