Publicó en Facebook foto con el cadáver de su novia después de asesinarla

A- A A+
junio 02
/ 2016

Un hombre, que mató a su novia y publicó una selfie junto al cadáver en el perfil de Facebook de la mujer, fue detenido por agentes de la policía en Plano, Texas. El hombre, identificado como Kenneth Alan Amyx (45 años), mantenía una relación sentimental con Jennifer Streit-Spear (43), quien murió a causa de las puñaladas ejecutadas por su pareja.

Durante el asesinato, Amyx fue publicando fotografías de ambos en un charco de sangre con leyendas que resultaron fatales. “Por favor, recen por nosotros”, se podía leer en el primero de los mensajes, subido a las 9:41 am. El segundo de ellos, posteado un minuto después, decía: “Los amo a todos”.

Kenneth Alan Amyx permanece detenido y enfrenta cargos por asesinato. Su fianza se fijó en 600 mil dólares

Al ver las fotos que eran publicadas en el perfil de la joven, la madre de Streit-Spear llamó al 911 a las 10:03 y avisó que algo grave estaba ocurriendo en la vivienda en la que ambos caompartían cerca de un campo de golf. “Van a matarse el uno al otro”, fue la alarma que emitió la mujer, desesperada.

Al irrumpir en la casa, los agentes se encontraron con un cuadro patético. Un río de sangre contenía lo que en apariencia eran dos cadáveres, el de un hombre y el de una mujer. Pero al cabo de unos segundos escucharon que Amyx realizaba un pequeño sonido, lo que llamó la atención de los policías. El asesino se puso de pie y, al cabo de unos minutos, confesó que había apuñalado a su novia. “Oh, la maté, la perdí… nunca la tendré de vuelta, mátenme”, fueron las palabras con las que admitió lo ocurrido.

Asesino a su novia

El perfil de Facebook de Jennifer Streit-Spears. La red social demoró 36 horas en despublicar las imágenes que la mostraban muerta con su asesino.

Según explicó a los investigadores, luego de haber estado bebiendo, ambos habían decidido realizar un pacto suicida, pero la mujer -relató el asesino- se acobardó, por lo que debió “terminarla”. Las autoridades acusaron a Amyx con el cargo de asesinato.

La furia de los familiares de Streit-Spear se multiplicaron con las horas. Primero con la Justicia, por no haber mantenido detenido al criminal, pese a que tenía condenas por abuso sexual de menores en condados vecinos. Para ellos, era cuestión de tiempo que el peligroso hombre volviera a cometer algún tipo de delito.

Pero el enojo también se volcó hacia Facebook por haber mantenido las crudas imágenes del cuerpo muerto de la víctima durante 36 horas. Según alegaron desde la red social, el posteo no violaba las normas y había sido un llamado de auxilio por parte de Streit-Spears, según consignó el diario The Washington Post. Sin embargo, las fotos la mostraban muerta, según los deudos de la mujer, por lo que resultaba difícil que hubiera publicado esas imágenes.

Desesperada, la hermana de la víctima, se comunicó con Facebook para que sacaran las horribles imágenes del cadáver. La respuesta fue insólita: “Me dijeron que podría bloquear a Jennifer si no me gustaba lo que ella posteaba y otras opciones similares”. Pero más absurdos fueron cuando le confirmaron que, finalmente, habían sacado las fotografías: “Volvimos a ver el post que usted reportó por promover violencia gráfica. Desde que viola los Estándares de Comunidad, lo removimos. Gracias por su reporte. Le hicimos saber a Jennifer Streit-Spears que su publicación había sido eliminada, pero no quién lo reportó”. Jennifer llevaba 36 horas muerta.

Streit-Spears y Amyx mantenían una relación íntima desde hacía cuatro meses, pero se conocían desde la niñez. Los allegados a la mujer aseguran que un manto turbio cubrió la relación desde un principio, sobre todo cuando se conoció que el hombre tenía cargos por abuso sexual y que, insólitamente, no había sido detenido. También trascendió que planeaban escaparse juntos para evadir todas las historias negativas sobre ellos.

IB